Los accidentes eléctricos son, desgraciadamente, bastante habituales en nuestros hogares y aunque en ocasiones pueden quedarse en un susto desagradable otras muchas veces pueden resultar seriamente peligrosos. De esta forma, evitar accidentes eléctricos debe ser una de nuestras prioridades en nuestro hogares para protegernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.
La mayor parte de estos desastres pueden evitarse siguiendo unas normas muy simples que deberás incorporar a tu rutina diaria y que con el tiempo ni notarás. Si quieres saber cómo evitar accidentes eléctricos continúa leyendo.

¿Que necesitas para evitar accidentes eléctricos?

  • Seguir todas las indicaciones que te explicamos a continuación

Instrucciones para evitar accidentes eléctricos

  1. El primer punto de la lista y que resulta de vital importancia es el de mantener la instalación eléctrica en buenas condiciones. Si la instalación es defectuosa hay muchas probabilidades de que ocurra algún accidente. Para mantener la instalación en condiciones óptimas unicamente deberás ser cuidadoso y revisarla de vez en cuando. Si la instalación es muy antigua lo recomendable es que la cambies ya que en la actualidad utilizamos muchos dispositivos eléctricos y una instalación anticuada podría sobrecargarse con facilidad. Cambiar una instalación eléctrica es una tarea costosa, no nos vamos a engañar, pero debes pensar que estás invirtiendo en tu propia salud y en la de los tuyos: la inversión merece la pena.lamp-432249_640
  2. Revisa los cables periódicamente. De nada te servirá tener una instalación en perfectas condiciones si los aparatos que conectas tienen los cables estropeados. Con el uso es normal que los cables tiendan a deshilacharse o a perder su protección. Es algo que ocurre con normalidad y frecuencia, pero debes estar muy atento a ello. En momento en que puedas ver el interior de un cable ya será peligroso. Si tienes conocimientos y sabes lo que haces lo ideal es que cambies el cable. Si no estás acostumbrado a realizar este tipo de trabajos lo mejor es que no intentes hacerlo por tu cuenta. Puedes reparar el cable de forma temporal cubriéndolo con un poco de cinta aislante. Este recurso es rápido y económico, pero debes revisar el cable de vez en cuando y comprobar si se ha soltado la cinta. En caso de ser así debes volver a cambiarla.
  3. No manipules los aparatos eléctricos mientras están en funcionamiento. Casi todos los aparatos que utilizamos a día de hoy cuenta con protecciones para evitar accidentes desagradables y vienen con carcasas y fundas de plástico que nos protegen de ellos. Sin embargo de nada sirven estas protecciones si nos dedicamos a manipularnos mientras están funcionando. Tampoco es buena idea que los toques estando descalzo o con las manos mojadas. Respecto al calzado lo mejor que puedes hacer cuando estás en contacto con aparatos eléctricos es utilizar uno de suela de goma.
  4. No sobrecargues la red eléctrica. En la actualidad usamos muchos aparatos eléctricos y además estamos acostumbrados a utilizarlos al mismo tiempo. Esto puede significar que sobrecarguemos nuestra red y eso podría llevar, a su vez, a que se produjera un accidente eléctrico, algo que, sin duda alguna, no deseamos.                    computer-414059_640
  5. Nunca realices instalaciones eléctricas o reparaciones si no tienes los conocimientos necesarios para ello. En la actualidad estamos acostumbrados a los tutoriales que nos enseñan a hacer cualquier tipo de cosa y la verdad es que son francamente útiles. Por supuesto existen tutoriales gratuitos que nos enseñan a hacer prácticamente cualquier cosa en lo que se refiere a arreglos de aparatos eléctricos e instalaciones, pero debes recordar que la electricidad es una cosa muy seria y sus accidentes pueden llegar a ser muy peligrosos. En caso de que no estés seguro de lo que debes hacer llama a un profesional. Recuerda que está en juego tu salud y la de tu familia. No te la juegues por ahorrar un poco.
  6. No tires de los cables para desenchufar tus dispositivos eléctricos. Actuar de esta manera solo servirá para estropear el cable o la instalación. Separa el cable del enchufe con suavidad y hazlo siempre una vez que hayas apagado el dispositivo.
  7. Si hay niños en los alrededores debes asegurarte de que no juegan con los enchufes. Si son muy pequeños lo mejor es que los tapes para asegurarte de que no introducen nada en ellos. Además es importante que les comuniques el peligro de una electrocución o choque eléctrico para que sean conscientes de que no deben jugar con la electricidad.
  8. Nunca conectes ningún aparato si estos o sus cables están mojados. energy-259725_640
  9. Lee el manual de usuario de los dispositivos eléctricos que adquieras y sigue las instrucciones de seguridad que se detallan en ellos. A día de hoy todos los aparatos cuentan con sistemas de seguridad que hacen que sea muy poco probable que se produzca un accidente eléctrico, pero debes utilizarlos correctamente para que esto sea así.
  10. Si decides arreglar cualquier aparato eléctrico asegúrate de que está desconectado. Lo mismo ocurre con los enchufes o la instalación eléctrica, si decides manipularlos debes asegurarte de haber apagado la electricidad en la caja de fusibles.

Consejos para evitar accidentes eléctricos

  • Evita introducir aparatos eléctricos en el baño. Normalmente solemos seguir esta norma por un poco de sentido común, pero a veces la olvidamos cuando tiene que ver con ciertos dispositivos como secadores o radiadores en invierno. Utilizar este tipo de aparatos en el baño no supone un riesgo en sí mismo si están en buenas condiciones, el problema es que cuando estamos en el baño solemos tener encendida el agua (lavamanos, ducha,…) y si en cualquier momento nuestros dispositivos entran en contacto con el agua habrá un accidente y el riesgo de sufrir un choque eléctrico será bastante alto. Para evitar estas situaciones lo mejor es acostumbrarnos a no introducir este tipo de aparatos en el baño.
  • Si hay un accidente y una persona recibe una descarga y se queda adherida a la fuente de la misma no debes tocarla. Esto es sumamente importante ya que es imposible que la ayudes de esta manera, pues también tu sufrirías la descarga. Tampoco debes tocar la fuente que ha producido la descarga. Obviamente estos son nuestros primeros instintos al tratar de ayudar pero piensa que si actúas de esta manera lo que estás haciendo es empeorar la situación en lugar de mejorarla. Lo que debes hacer es apagar rápidamente la corriente y llamar a emergencias.
    Si una instalación tiene fuego no trates de apagarla con agua, pues podrías recibir una descarga eléctrica. Primero debes asegurarte de apagar la electricidad y luego ya puedes proceder a apagar el incendio.
  • Es recomendable realizar una inspección eléctrica cada cinco años, sobre todo si tu instalación eléctrica está muy anticuada. Recuerda siempre acudir a un profesional ya que será capaz de realizar correctamente todo el proceso.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.