Desde hace un tiempo y tras muchos en los que ya pasó de moda el empapelar los hogares con papel pintado, vuelve de nuevo esta moda y con más fuerza que nunca. Como siempre, todas las modas regresan y no iba a ser menos con la decoración.

La gran diferencia frente a los papeles de los años setenta, es que ahora rompen con miles de diseños, acabados, resistencias, etc.

Siempre hay que valorar la posibilidad de poder colocar el papel pintado en las estancias. No en todas las paredes ni lugares, es lo más adecuado… por ejemplo hay que valorar la posibilidad de posibles humedades (donde estaría poco indicado ya que, al ser papel, se estropearía y la cola para pegarlo tal vez ni pegaría). Lo mismo con lugares con muchísima luz y evitar colores que pudieran descolorarse, tacto, colores…

Ármate de paciencia y si decides instalar tu mismo el papel decorativo, será necesaria un poco de habilidad. En caso contrario…mejor que sea un experto quien lo haga. Porque estropearás mucho papel, es posible que no lo coloques recto, que manches el papel, que las juntas de los rollos no casen, incluso que algunos diseños a la hora de haberlos colocado no hayan quedado bien ni hayan cuadrado como debería. En ese caso, si, sentimos decir que deberás quitarlo y si llevan cola, seguramente se te rompa y debas colocarlo todo de nuevo e instalar un papel nuevo (más dinero… más desesperación).

Instrucciones para escoger un papel decorativo

  1. Lo más importante es evitar la humedad. El papel pintado y el agua no se llevan nada bien. El papel se deshace, calará con la humedad, se estropeará rápidamente y, además, en el peor de los casos también se despegará o la cola no enganchará bien a la pared.
  2. Hay papeles que son algo más aptos para zonas con cierto grado de humedad (no excesivo evidentemente) se les llaman, papeles de vinilo y están realizados a propósito de aguantar la humedad (preguntar).
  3. Valora si le va a dar mucho la luz directa. Cuando decimos directa, nos referimos a la luz del sol. Luz indirecta (seria la luz artificial). Muchas horas dando el sol a un papel pintado, acabará por desteñirlo, descolorirlo, perder la intensidad del color… Evita colores muy intensos o preguntar en la tienda cuando vayan a comprarlo. Siempre intenten que les recomienden el mejor papel para evitar tras su colocación, dolores de cabeza y problemas.
  4. El papel ayuda a camuflar muchos problemas en las decoraciones. Desde problemas en las paredes, agujeros, pequeñas imperfecciones, suciedad, grietas, marcas, etc. Cualquier cosa que no quieran que sea vea, quedará tapada.
  5. Hoy en día los papeles tienen multitud de efectos, colores, acabados, texturas… puedes jugar con ellos como harías con la pintura. Déjate asesorar por un profesional para cambiar completamente la imagen de tu hogar.
  6. Si quieres que las paredes y, por ende, las habitaciones parezcan más grandes de lo que son realmente, utiliza siempre papeles en colores claritos. Cuanto más claros y suaves, mejor.
  7. Si, por el contrario, las habitaciones o la zona a decorar es muy grande, puedes jugar y optar, por los colores más oscuros. Ópticamente, la sensación será de un espacio más acogedor y pequeño.
  8. Si necesitas que el espacio parezca más largo y también más ancho, utiliza un papel de rayas, pero cuidado, que las rayas sean siempre en horizontal.
  9. Cuando buscas todo lo contrario y lo que quieres es que el espacio sea más alto o necesitas que lo parezca a simple vista, utiliza entonces las rayas verticales. Son trucos que siempre funcionan y los decoradores lo utilizan mucho.
  10. Hay que valorar bien el estado de las paredes. Aunque si es verdad que camufla muy bien, también hay que tener en cuenta, que se debe adherir muy bien a la superficie. Por tanto, en paredes lisas y si son porosas, será estupendo. Pero en superficies irregulares, con gotelé y con erosiones, no terminará enganchando la cola y el papel caerá. No se recomienda en estos casos. Ayúdate de masilla, elimina los estucados y gotelé e intenta que la pared sea plana.
  11. Compra siempre una cola de calidad. No escatimes a la hora de comprar la cola para encolar el papel. Terminarás arrepintiéndote. Piensa que la cola deberá aguantar el calor, luz, humedad, dilatación, tiempo…

¿Que necesitas para escoger un papel decorativo?

Tipos de papeles disponibles en el mercado.

El clásico papel pintado. Este tipo de papel está realizado con una base que es textil y el propio papel. Es el más frecuente en los hogares y el más económico. Como contra, también es el papel más delicado porque se rompe con facilidad. Y a la hora de colocarlo, es complejo por tener que utilizar colas especiales y es bastante engorroso.

El Tnt. Realmente se cree que es un papel de tela, pero realmente, no contiene una base hecha de textil y está unida con una base vinílica. Por eso mismo, es un papel muy resistente y soporta muy bien la luz directa y la humedad. Se puede colocar gracias a esta versatilidad en cualquier zona, pero también en las zonas más conflictivas. La diferencia además también se coloca con mucha facilidad. Tan fácil como despegar el vinilo del papel y colocarlo sobre la pared. Rápido y limpio.

El vinilo. El papel que está elaborado con una capa de vinilo mezclado con el papel. Se asemeja un poco con el anterior caso, el tnt. Por eso también se utiliza mucho, que es muy fácil de colocar, rápido y limpio. Soporta de muy buenas maneras la luz directa del sol, las humedades, es fácil de limpiar, etc.

Consejos para escoger un papel decorativo

Los papeles son tan recurrentes y útiles que hoy en día ya no solamente están destinados a empapelar las paredes (aunque obviamente es su función principal). También se pueden forrar muchos objetos. ¿Lo habéis probado? Muchos decoradores e interioristas utilizan estas técnicas para decorar los interiores. Se trata de elegir un mismo papel para decorar, por ejemplo, una pared que quieran destacar y con el mismo papel, forran cajas, cuadros, hacen bastidores, etc. La idea principal es que puedan combinar y hagan una combinación con el mismo material, modelo y color.

Una forma de ahorrar mucho dinero e ir cambiando cada poco tiempo de decoración en la casa, o en las habitaciones… donde más te apetezca, es utilizar los papeles de vinilo. Son por una parte los más fáciles de colocar. Se despegan y se pegan a la superficie. Pero, además, son muy versátiles. Se colocan en las paredes, en ciertos objetos mientras sean planos y se adhieran bien, incluso en la cocina da mucho juego. Se pueden colocar en los frigoríficos, muebles, en las paredes del cuarto de baño, etc. Aguantan bien la humedad y son muy fáciles de lavar (algunos son lavables).

Seguramente también, si lo preguntas cuando los vayas a comprar te lo aconsejen y ya os lo decimos también nosotros, el papel vinílico es ideal para las habitaciones de los más pequeños de la casa. Porque se lava bien, aguantan bien y por si fuese poco, los hay con muchos diseños, diseños para los peques e incluso aguantan pintadas. Algunos sirven para poder dibujar sobre ellos y se pueden después borrar. Preguntarlo en las grandes superficies y que ellos, os aconsejen según vuestras necesidades.

 

¿Te ha gustado?