Poder dormir decentemente en las horas adecuadas y sin interrupciones es literalmente el “sueño” de muchas personas, pero para poder lograr un descanso reconfortante, se necesita de muchas cosas que pueden terminar afectando nuestro sueño. Desde nuestra alimentación, estilo de vida, actividades laborales estudiantiles, hasta el tipo de colchón que tenemos, son cosas que influyen severamente en la calidad de nuestro sueño y una persona que no duerme bien, no tiene una buena calidad de vida. Por eso es muy importante saber cómo escoger un colchón.

Este artículo donde te explicamos cómo limpiar un colchón también te puede interesar

Para muchas personas, escoger un colchón puede parecer una nimiedad, algo intrascendente o que sólo las personas lujosas pueden hacer, pero en realidad escoger el colchón adecuado debería ser una prioridad para todas las personas. Cuando nosotros dormimos en un colchón que no es apto a nuestras necesidades, estamos sometiendo nuestro cuerpo a una serie de estrés que puede afectar la salud a largo plazo. Desde problemas reumáticos, dolores lumbares, dolor de cadera, dolor de cuello, hasta problemas en las vértebras sin contar lo insufribles que pueden ser las noches en las que no logras dormir bien por la incomodidad generada por el colchón.

No, no debemos tomarnos a  la ligera este tipo de tema. Todo lo contrario, hay que darle especial importancia a elegir el colchón más adecuado para nosotros, ya que vamos a dormir durante mucho tiempo en ese lugar. Literalmente vamos a pasar una tercera parte de nuestra vida durmiendo, algo tan importante como lo es dormir, no debe ser tratado como un tema intrascendente. Una persona que no duerme bien, generalmente tiene mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas y degenerativas.

Todas las personas tenemos necesidades diferentes, y eso también incluye la hora de dormir. A algunas personas les gusta dormir boca arriba,  a otras personas les gusta dormir boca abajo. Los gustos y las necesidades de cada persona deben ser tomados en cuenta con especial prioridad cuando se trata de escoger un colchón adecuado para nosotros.

Nosotros entendemos lo importante que es dormir bien y como un mal sueño afecta nuestra vida en muchos sentidos; una persona que no duerme bien, no puede rendir adecuadamente a la hora de laborar, o de estudiar.  Las personas con problemas para dormir, tienden a desarrollar una actitud más irritable de lo normal. Incluso nuestro estado de ánimo puede verse seriamente afectado cuando no podemos dormir bien. Cuando no podemos dormir bien no estamos bien, no estamos “al 100”, y ese es un problema que se debe resolver cuanto antes, incluso si eso implica adquirir un nuevo colchón o cambiar nuestros hábitos de vida.

Para poder ayudarte a elegir el mejor colchón, nosotros queremos decirte muchas cosas que posiblemente no sabías sobre cómo escoger un colchón y qué tipo de colchón se adapta más a tus necesidades. Seguramente podrás conocer muchos datos que no sabías y que ahora no podrás dejar de tomar en cuenta a la hora de cambiar de colchón. Es mejor que anotes en una libreta lo que te vamos a decir para que puedas realizar una excelente compra, ya que los colchones no son lo más barato del mundo y hay que saber cómo invertir nuestro dinero.

¿Que necesitas para escoger un colchón?

  • Un colchón nuevo

Instrucciones para escoger un colchón

  1. Es muy importante considerar nuestra estatura cuando vamos a comprar un colchón nuevo. Lo recomendable cuando vamos a conseguirnos un colchón es que éste mida entre 20 y 30 centímetros más de lo que medimos nosotros, esto es con el motivo de que podamos tener libertad de movimiento en la cama sin que el tamaño del colchón sea una interferencia para eso. Claro que también podemos optar por un colchón que sea de 10 a 15 centímetros más alto que nosotros, pero es posible que sea incómodo dormir en él o nos sentamos muy justito.
  2. Otro factor muy importante a considerar es el ancho del colchón. Existen personas que al dormir requieren de un amplio espacio y no soportan los espacios reducidos. Sobre todo esto es muy importante con aquellas personas que se mueven mucho mientras duermen, pero en el caso de personas que se mantienen inquietas al dormir, un colchón de anchura mediana o pequeña, podría ser más que suficiente.
  3. También es muy importante considerar nuestro peso para poder elegir el colchón adecuado. Las personas que pesan menos de 80 kilos pueden optar por un colchón un poco más suave y no muy grueso. Pero aquellas personas que tienen un peso elevado, posiblemente van a requerir de un colchón un poco más firme para poder proporcionar el peso de la persona y un poco más grueso para permitir estabilidad y firmeza en el peso.
  4. También la posición en la que dormimos influye mucho en el tipo de colchón ideal que deberíamos conseguir. En el caso de aquellas personas que duermen boca arriba la mayor parte del tiempo, un colchón firme es la opción adecuada ya que le brindará un buen soporte a nuestra espalda reduciendo la posibilidad de tener dolores cervicales, vertebrales y musculares en nuestra espalda. En este tipo de personas un colchón con sistemas de resortes es una buena opción debido a dos factores; por un lado permitirá aportar soporte a tu espalda, y por otro lado se adaptará a tu cuerpo.
  5. Por otra parte, si eres del tipo de personas que duermen de lado o que adopta varias posiciones durante la noche, un colchón más suave que se acople a las posiciones que tú manejas es la mejor opción, ya que tener un colchón muy duro o firme, puede generar dolor en tu cadera, brazos hombros, pecho y espalda. Para este tipo de personas, los colchones que cuentan con la tecnología del sistema de discos, pueden brindar el soporte y la suavidad necesaria para cuidar de nuestro cuerpo durante la noche.
  6. También existen otros factores muy importantes que debemos tomar en cuenta antes de realizar la compra de cualquier tipo de colchón, y con esto me refiero a que si compartimos nuestra cama con alguien, también hay que considerar sus necesidades. Con los puntos anteriores ya sabes qué tipo de colchón necesitas tú particularmente, pero no sabes qué tipo de colchón le conviene a dos personas que comparten la misma cama.
  7. Cuando estamos hablando de una cama compartida, no podemos comprar el colchón basados únicamente en nuestras necesidades al dormir, puesto que esa persona puede tener también necesidades diferentes. Por ello, lo mejor es buscar un colchón que pueda ser bueno para ambos y que pueda cubrir la mayoría de las necesidades de ambos. En este caso, lo mejor sería un colchón de espuma o un colchón de látex, ya que estos tipos de colchones se adaptan a casi cualquier tipo de cuerpo y a casi cualquier tipo de peso.

Consejos para escoger un colchón

  • Para que tu colchón pueda durar más tiempo, es necesario que lo limpies de vez en cuando rociando un poco de agua con vinagre. Esto matará muchas bacterias que puedan estar acumuladas, así como reducirá los posibles malos olores.
  • También es necesario que este colchón sea aspirado constantemente, por lo menos dos o tres veces por semana para eliminar ácaros y reducir la posibilidad de tener chinches, pulgas, garrapatas y piojos.
  • Los colchones no sólo deben cambiarse por necesidades físicas, sino también por higiene. De ser posible cada 3 años como mínimo.
¿Te ha gustado?