Tener un vestidor es el sueño de toda mujer. O ya no eso. Ahora tener un vestidor es la manera de dar uso a la habitación vacía de la casa a la vez que damos amplitud al dormitorio principal, pues hay mucha gente a la que no le gustan los armarios porque quitan luminosidad o espacio en el hogar. Sea como sea, lo cierto es que los vestidores no vienen con la casa, somos nosotros quienes debemos encargarnos de diseñarlos para construirlos, o en su defecto, encontrar a alguien que los diseñe por nosotros. En este caso, debemos destinar una habitación -o una parte- para albergar toda nuestra ropa y complementos.

Diseñar un vestidor puede parecer que no es lo más sencillo del mundo, pues hay que tener en cuenta varias cosas. Nosotros te enseñamos qué hacer para que empieces a diseñar un vestidor fácilmente.

¿Que necesitas para diseñar un vestidor?

  • Conocer el espacio del que dispones y qué va a albergar tu vestidor, para poder realizar un diseño completo sobre papel antes de mandarlo hacer.

Instrucciones para diseñar un vestidor

  1. Para diseñar un vestidor, lo primero que tenemos que tener en cuenta es de qué espacio disponemos para crearlo.
  2. En función de esto, según las posibilidades y las necesidades, elegiremos la forma más adecuada.
    • En general, los más comunes han sido siempre los rectos, con una calle a cada lado para colocar la ropa, y lejas o zapateros debajo.Cómo diseñar un vestidor
    • Tras ambas calles, un espacio para vestirnos, con un gran espejo en la pared frontal.
    • La distribución de la ropa ha cambiado por completo.
    • Antes cada calle era simplemente una barra en la que colocabas todas las prendas, una detrás de otra, sin ningún tipo de separación. Toda la organización era mental.
    • Avanzando en el tiempo las calles empezaron a tener sus propias zonas diferenciadas, utilizándose lejas y estanterías, con diferentes alturas, permitiendo una distribución más eficaz de las prendas.
    • Los vestidores en forma de “U” aparecen como una mejora de los vestidores convencionales, utilizando también la pared frontal para guardar prendas y complementos alrededor del espejo.
    • Las tres paredes se integran, optimizando mejor el espacio con el uso de las esquinas.
    • Los vestidores en forma de “L” aparecen para convertir la propia habitación en un vestidor, al no disponer de una estancia única para ello.
    • Se utilizan la pared frontal a la cama y una lateral como vestidor.
    • En las estanterías de la pared frontal se incrusta un espejo y se utiliza el espacio superior a él.
    • Esta distribución se empieza a utilizar en vestidores ubicados en estancias separadas, confieriéndoles un aspecto más lujoso pues en la esquina libre se permite colocar un sillón o una silla.
  3. Una vez decidida la forma, debes elegir la decoración. Es decir, de qué material va a estar hecho el vestidor, en qué colores, con qué acabados, si va a estar a juego con el suelo… Todo esto es importante ya que deberás pedir las piezas con las características exactas. Puedes elegir madera antigua, aglomerado brillante, mármoles, pomos y decorados en dorado, en cristal… Las opciones son prácticamente infinitas y sólo tú puedes decidir qué es lo que más te gusta.
  4. Elige la distribución de tu ropa. Para ello debes saber cuánta ropa tienes y cómo la quieres colocar, de manera que los habitáculos para ordenarla se decidan correctamente.
    • Lo mejor es ordenar la ropa por tipo, y dentro de cada tipo, por color.Cómo diseñar un vestidor
    • También tendrá mucho que ver en la distribución de tu ropa el hecho de que la dobles o cuelgues, sobretodo en el caso de pantalones y camisetas.
    • Nosotros aconsejamos, dentro del gusto particular de cada uno, optimizar al máximo el espacio pero sin que dé sensación de aglomeración.
    • Cuelga toda la ropa que quieras que no se arrugue demasiado y aprovecha el espacio inferior para colocar un zapatero en hilera que albergue los zapatos a lo largo de, por ejemplo, toda una pared.
    • Bajo la ropa colgada pero corta puedes colocar una cajonera para pijamas.
    • Reserva un espacio para complementos, un esquinero podría ser ideal si lo dotamos con varias lejas: una perchero para bolsos, otra para pañuelos, una con compartimentos (o quizás un cajón) para meter enrollados los cinturones…Cómo diseñar un vestidor

Consejos para diseñar un vestidor

  • Coloca un espejo de cuerpo entero. Dará un aspecto mucho más elegante y elaborado a tu vestidor y será mucho más útil.
  • Cualquier espacio abierto puede ser altamente funcional. Es adecuado que elijas opciones versátiles que puedas amoldar a tus necesidades.
  • Prueba a diseñar un vestidor mixto para la pareja.
  • Si vas a utilizar puertas, lo ideal es que sean correderas para ahorrar espacio.
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 60,00% le ha gustado.