Las ventanas son una de las partes pertenecientes a las casas, a través de las cuales el mundo exterior puede acceder al mundo que hay en su interior, son uno de los elementos que quizá más se descuidan o que menos se tienen en cuenta a la hora de decorar. En aquellas casas situadas en medio del campo o en las afueras de una ciudad donde apenas hay habitantes, se suelen dejar al descubierto dejando que a través suya se pueda ver el interior. Sin embargo. una casa normal de pueblo o ciudad siempre tiene las ventanas cubiertas, para evitar que cuando la gente pase por ellas puedan ver o tan si quiera adivinar lo que puede haber en la estancia a la que pertenezca.

Hoy en día no solo existen dos maneras de poder decorar una ventana, existen varios tipos de diseños para decorarlas.

Ideas para decorar una ventana

Ventanas en vidrio de aspecto esmeralda o natural: La opción de colocar vidrieras es una alternativa que permite que el espacio no quede sin luz, pues este tipo de estructuras dejan entrar los rayos del sol ya que son translúcidos. Una de las cualidades quizá algo desconocidas es que al interponer ese vidrio delante de todo el mobiliario que puede haber en la habitación, ejerce de barrera protectora hacia todos los objetos, es decir, que está evitando su deterioro porque no está dejando que el sol llegué directamente a ellos y los dañe. Esto ocurre con los cuadros, con los muebles de cualquier tipo de madrera, los cristales entre otros elementos. Además, evitan la fuga del calor en las épocas de invierno y otoño en las que hace mucho frío consiguiendo una temperatura estable y que no haya un gasto excesivo en el pago del mes, debido a de que el calor se escapa.

El Vidrio además de aportar privacidad, evita que se acumulen pelusas, ácaros o polvo, que en ocasiones quedan adheridos a las cortinas, por lo que son una ventaja para aquellos que sufran alergias.

Se pueden encontrar en material esmeralizado, el cual consiste en que el vidrio recibe un recubrimiento con un papel de contacto que es semitransparente y que necesita del uso de aerosol, pudiendo ponerlo solo en una parte de la ventana o cubriéndola por completo. Por otro lado, se puede mantener el aspecto auténtico del vidrio, colocándolo en cualquier tipo de casa desde la más antigua construcción hasta las más modernas, ya que se presentan en muchos colores y diseños, pudiéndose adaptar al gusto del comprador.

Ventanas decoradas con películas adhesivas: Este diseño ofrece varias opciones a elegir desde un aspecto manchado, diferentes colores, hasta un tipo de película que logra ser reflectante e iluminarse cuando la oscuridad le rodea. La ventaja que ofrece este tipo de películas es que son fáciles de poner y de quitar, para que quién las use pueda cambiarlas cuando quiera renovar el estilo de la estancia o de la casa en general.

Ventanas metálicas con corte hecho a láser: Es uno de los diseños de ventanas más sofisticados e imponentes sobre todo cuando se sitúan en la parte exterior de la casa, ya que imponen con su presencia, se pueden utilizar también en interiores, aunque es menos habitual. Cuentan con la característica de que en su diseño pueden dejar zonas sin rellenar, es decir, huecas dejando así que el aire entre por ellas. Se utiliza sobre ellas el láser a una gran velocidad sobre la pieza metálica dibujando el diseño requerido, que puede ser desde figuras geométricas, asimétricas, hojas, flores etc.

Ventanas portátiles metálicas: Esta variedad de pantalla, no es como las convencionales que están fijas, sino que tiene la ventaja de que se puede mover hacia la parte de la casa que se desee, y ejerce como una ventana o una especie de biombo que da privacidad y hacen la separación entre espacios cuando no hay paredes que puedan llevar a cabo esa función. Pueden aparecer en forma de trípticos, es decir en tres partes, las cuales se pueden plegar para que su transporte sea más fácil y práctico. Los diseños son muy decorativos, presentándose en formas muy simples hasta las más elaboradas y modernas. Son una perfecta alternativa si se quiere ser innovador y darle un toque de originalidad a la habitación donde se coloquen.

Las persianas con mapas o con arte: Uno de los elementos imprescindibles es la persiana, pero debido al avance en los temas de decoración y diseño de interiores, se  ha puesto de moda utilizar mapas del mundo, dibujos o estampas que se podrían encontrar en cualquier museo, incluso posters, a modo escudo protector, tapando así las ventanas consiguiendo un efecto de día ya que la luz se refleja en ellos y se ven remarcados con el sol, y por la noche otorgando la oscuridad y la privacidad necesaria. Este tipo de diseño se plasma en una especie de tablero bastante resistente, por lo que asegura su durabilidad, pues no se emplea un papel fino y simple que podría ser fácilmente deteriorado con solo un roce y en que lo valdría la pena invertir dinero.

Desde los estilos vintage tan de moda, hasta los que llevan neón, pudiendo escoger cualquier tipo de dibujo o de estampado que se quiera para dar un toque juvenil o aventurero a la estancia.

Ventanas rodeadas de plantas: Aunque no es una de las opciones más utilizadas a no ser que se tenga un jardíno un pequeño patio, las plantas a modo de decoración se pueden poner alrededor de las ventanas, pero deben ser una variedad que extienda sus raíces a lo largo y lo ancho con el objetivo que ir cubriendo la superficie, además deben ser densas en su crecimiento, pues una planta recogida no conseguiría dar el efecto de privacidad que se quiere lograr. El uso de plantas se escoge sobre todo en aquellas ventanas que dan a la cocina, además según van creciendo dejan huecos que permiten filtrar el aire y proporcionan un aroma de frescor por las mañanas. Las flores altas y las jardineras son las más recomendadas, pues aportan además un toque de color.

Ventanas con persianas normales: Con el avance de las tecnologías estás se pueden desplazar sin recurrir al esfuerzo de tirar de ellas para poder subirlas o bajarlas, ni necesitan manivelas o cualquier elemento algo aparatos. Esto se debe a que en algunos casos se puede recurrir al uso del control remoto, que permite que a través de un botón se desplacen solas.

Ventanas con persianas ajustables: Existe una variedad bastante moderna que permite la entrada de luz, pues emplea unos tablones que se pueden regular, dejando una especie de abertura cuadrada o rectangular, que son hechas en metal flexible, las cuales tienen la opción de que se pueden decorar del color que se desee adaptándolo al de la habitación en la que se coloquen.

Stores de diferentes tipos: Se pueden encontrar con varillas o sin ellas, de estilo veneciano que logran recoger la tela de manera vertical, los de estilo doble que permiten mantener uno recogido por la noche y dejar el otro extendido por el día y viceversa, de estilo japonés, los de lamas y los enrollables que son los más comunes.

¿Te ha gustado?