Cuando toca decorar un cuarto o se quieren realizar algunos cambios, no siempre hay que hacer grandes reformas ni gastarse tampoco muchísimo dinero. No todo el mundo tiene las mismas posibilidades ni opta por los mismos recursos. Por tanto, para hacerlo un poco al alcance de todos y de todas, intentaremos daros simplemente, unas nociones de lo que siempre suele funcionar, cuando se va a decorar un cuarto. Lo que hay que tener en cuenta y en lo que se debería invertir un poco más.

Se necesitan algunos básicos, como tener en cuenta para quien está destinada esa estancia, la edad de la persona, qué quieres hacer en ella (un estudio, un vestidor, cuarto de invitados, un cuarto de lectura, una biblioteca, un despacho, un cuarto de juegos, etc.), si quieres realizar una buena remodelación y sobre todo y lo más importante, el presupuesto del que dispones.

Este artículo que te explica cómo decorar mi cuarto también te gustará

Cíñete siempre a el y antes de empezar a comprar los artículos y hacer cambios, una idea y algo que hacen los decoradores antes de empezar su trabajo es elaborar una lista. En ella, realiza dos bandas. Lo que quieres y lo que necesitas. Una vez hecho, divídelo en prioridades y elabora tu planning. Cuando lo tengas claro, saca de esa lista otra que sea definitiva y entonces, cíñete a comprar eso que necesitas. Porque si tienes un presupuesto ajustado, seguramente, cuando vayas a la tiendas y empieces a comprar cosas, se te puede ir de las manos, acabar gastando más de lo que deberías y no comprar lo que de verdad, necesitas.

Instrucciones para decorar un cuarto

  1. Hay que tener en cuenta qué se quiere conseguir en ese cuarto.
  2. Para quien va dirigido.
  3. Quién lo ocupará y,
  4. Cómo se quiere decorar.
  5. No es lo mismo un cuarto que vaya a ser para un bebé, que para un niño pequeño o adolescente, un adulto, un matrimonio, un cuarto de estudios, un despacho, un cuarto de trabajo, la habitación de los invitados, etc.
  6. Algo que siempre se cambia para decorar cualquier estancia son los colores de las paredes. Elige la pintura que más vaya con la estancia: ¿quieres relax? Utiliza colores muy claros, suaves y neutros. Blanco, gris, beige, lavanda, arenas… Si quieres un toque llamativo, opta por colores estridentes, pero ojo, solamente una pared para no recargarlo. Naranjas, amarillos, verdes, morados, fucsias…
  7. Si te gusta la estética zen los colores serían el rojo, negro, blanco. No recargues la estancia y las líneas puras y rectas. Menos, es más.
  8. Si necesitas estar con mucha tranquilidad y no quieres apenas ruidos, una opción totalmente recomendada, es colocar en las paredes paneles de corcho. Hacen la estancia insonorizada, muy apta para estudiar con calma y si es una habitación de adolescente y toca algún instrumento o pone la música alta, también es una buenísima alternativa.
  9. En estancias para los pequeños de la casa, puedes optar por colocar una pared entera pintada con pintura de pizarra o bien colocar un vinilo decorativo de pizarra. Los niños estarán entretenidos, podrán pintar en las paredes y te ahorrarás el colocar pizarras o mesas por el medio (si el cuarto es pequeño).
  10. En cuartos de adolescentes o de niños la opción de colocar un vinilo de pizarra detrás de la puerta es una alternativa al poco espacio, que no se vea la estancia con las pintadas y tengan una zona más para escribir y dibujar.
  11. Si te gusta leer, puedes optar por colocar un sillón y una alfombra justo delante. Muy cómodo y lo agradecerás cuando pases tiempo leyendo en ese rinconcito.
  12. Si es un cuarto de invitados puedes optar por colocar en esa habitación un sofá no muy grande que sea cama o también la alternativa de un diván. Si es una habitación de adolescentes, la opción más acertada es colocar una cama nido (una cama sobre otra). Cuando se vayan a quedar algunos amigos tendrán otra cama donde dormir en la misma habitación (sin ocupar un lugar extra).
  13. Un espejo. Siempre es un punto a favor. Aunque sea pequeño, lo agradecerás.
  14. Ten en cuenta las dimensiones del cuarto: si es estrecho, coloca armarios altos y estrechos u opta por colocar estanterías y aprovechar los rincones. Todos los armarios que sean multiusos y con múltiples cajones para aprovechar el espacio, sería lo ideal.
  15. Colocar cortinas hace que cambie casi por completo la estancia. Cuidado con el diseño. Piensa en las dimensiones de la ventana y del cuarto. Si quieres una estética romántica, opta por el visillo, encajes o paneles de color blanco o crudo. Si quieres un aire moderno, puedes optar por paneles o estores con diseños que sean acordes a la decoración y para un estilo clásico, la cortina de toda la vida (en el color y diseño que más te guste).

 

¿Que necesitas para decorar un cuarto?

  • Pintura. Nada más sencillo y económico para darle un nuevo cambio a cualquier estancia.
  • Un rodillo.
  • Brocha.
  • Cubo para la pintura.
  • Cinta de carrocero.
  • Un plástico o papeles de diario para cubrir todo el suelo y mobiliarios que no quieres que se manchen.
  • Marcos de fotografías.
  • Una cama, cama nido, sofá/cama, sillón…
  • Espejo.
  • Una mesa, escritorio o tabla con patas o caballetes…
  • Cortinas, cortinas romanas, paneles japoneses, visillos…
  • En cuanto al pavimento, lo más económico y rápido son alfombras y moquetas (pero nada recomendable para las personas que sufren de alergias a los ácaros o problemas respiratorios).
  • Si te gusta el parqué, pero no puedes permitírtelo por el coste que supone y porque debe instalarlo un experto, opta por los paneles vinílicos. Los hay que son muy buenas imitaciones y son mucho más económicos.
  • La iluminación. Siempre hay que invertir en unas buenas lámparas. No hace falta gastarse mucho dinero en ellas, pero si que hay que tener un buen punto de luz. En la mesita de noche o cabezal, si tienes un sillón cerca de el para poder leer, las del techo que estén bien colocadas en el centro para que lleguen a toda la estancia. Y opta por el tono de luz que más te convenga (luz fría o luz cálida).

Consejos para decorar un cuarto

Solamente os hemos intentado daros unos pequeños tips, consejos e ideas de las cosas más importantes o comunes que se realizan en cuartos. Todo teniendo en cuenta, las economías más ajustadas. Evidentemente, para bolsillos con un presupuesto algo más elevado, estaría muy bien, tener en cuenta los armarios empotrados o los armarios con las puertas correderas (tened en cuenta que no son económicos pero las puertas correderas aparte de cómodas no ocupan nada de espacio).

En algunos centros decoración, puedes comprar y diseñar tu mismo el interior de tu armario. Con esto podrás aprovechar al máximo el espacio del mismo, y tener en cuenta todo lo que necesitas para sacarle mucho partido y ocupar el cuarto con los mínimos muebles posibles. Pero claro, “las pijadas” o los extras, se terminan pagando y no suele ser económico…

Cambiar el suelo por ejemplo con alfombras (lo más económico) o moquetas, dan un aire completamente nuevo y diferente pero cuidado, no es pato para todo el mundo. Las personas que sean alérgicas a los ácaros, no es conveniente que lo tengan en la habitación. Colocar parqué aporta un ambiente reconfortante pero tiene un coste elevado y debe colocarlo un experto, por ello, la opción barata, son las láminas vinílicas que imitan al parqué pero no se estropean, se pueden mojar, no son caras y no necesitan que vengan a instalártelo (puedes hacerlo tú mismo leyendo las instrucciones).

¿Te ha gustado?