Navidad es uno de los momentos más mágicos del año. Cierra un nuevo capítulo, con la llegada de fin de año, y es el momento en que muchas familias, que quizás no se han visto en todo el año, se reúnen para celebrar juntos estas fiestas tan esperadas. Además, valores como la solidaridad y la generosidad salen a la luz haciendo regalos a las personas más queridas, además de desearles felices fiestas. Incluso, se realizan múltiples campañas de recogida de juguetes para que aquellos más desfavorecidos puedan poder tener una sonrisa en estos días tan señalados. La ornamentación es otro de los principales signos de identidad de la Navidad. Las casas y las calle lucen sus mejores galas para celebrar el nacimiento de Jesús. Otros, en cambio, optan por viajar en Navidad.

Controversias en cuanto al origen de la Navidad

En este aspecto, existen múltiples controversias acerca de la fecha exacta en la que María concibió al niño Jesús. Algunos expertos han intentado confirmar la fecha exacta, tomando la Biblia como fuente de referencia ya que esta información no aparece referenciada ni en el Testamento ni el nuevo Testamento. De hecho, existen múltiples posibles fechas de Navidad en función de la cultura, siendo el 25 de diciembre la fecha elegida por los pueblos del hemisferio norte.

Sin embargo, se sospecha que el niño Jesús nació realmente entre septiembre y octubre. En un cálculo, casi de detective, se sostiene que en el momento de dar a luz, Juan el Bautista y su padre Zacarías eran sacerdotes del templo de Jerusalén. Además, si el parto fue natural, como así lo parece, María parió a Juan en marzo y a Jesús en septiembre ya que también se dice que en el momento del nacimiento, los pastores cuidaban a su rebaño al aire libre, algo que sería completamente imposible si hubiera nacido durante el mes de diciembre, como dice la tradición de la Navidad, pese a que algunas culturas varían su día.

A nivel popular, la celebración religiosa se ha ido mezclando con la tradición que un viejo con una larga barba blanca y vestido de rojo visite a los niños para dejarles regalos bajo la chimenea, acompañado de su inseparable reno Rudolph, especialmente gracias a las tácticas de marketing usadas por numerosas empresas como Coca Cola. De hecho, la compañía de la popular bebida fue quien se encargó de variar el color de la indumentaria de Papanoel, quien antes vestía de color verde. Fue en el siglo XIX cuando se empezó a extender esta costumbre junto a la costumbre del intercambio de regalos y la realización de tarjetas de Navidad especialmente gracias a la influencia de los Estados Unidos. Numerosas familias dejan al lado todo el carácter religioso para dar a esta festividad un vínculo social y de festividad con los seres queridos.

Principales elementos de decoración para Navidad

La Navidad es conocida por la Lotería de Navidad y por la decoración típica. En los principales países europeos, en los días previos y durante las festividades navideñas es tradición decorar las casas y las calles. A principios de diciembre, se empieza a sentir la llegada de la Navidad y, de hecho, numerosos turistas realizan viajes a estos lugares solo para sentir ese sentimiento que no se vive en algunos continentes. Los países con influencia británica como Estados Unidos, Nueva Zelanda o Australia también se unen a esta larga tradición. Incluso, en los países oceánicos se puede disfrutar de las fiestas con buena temperatura ya que coincide con la temporada estival.

El principal elemento de decoración, por excelencia, durante las fiestas navideñas es el árbol, además de la Poinsettia. Tradicionalmente, se suele usar una conífera de hoja perenne como el abeto, aunque en la actualidad también se ha popularizado el uso de otro tipo de materiales como los árboles artificiales hechos de plástico, materiales sintéticos y muchos más. Sin embargo, el árbol no se coloca de forma solitaria sino que se acompaña de otros elementos decorativos como bolas de colores hechas de cristal, así como lazos, luces, estrellas o guirnaldas, entre otros. El origen del árbol de Navidad es cuanto menos curioso. En afán de extender la religión cristiana, los cristianos se trasladaron al norte de Europa y descubrieron que los habitantes locales, también muy religiosos con sus dioses, celebraban un acto de culto al nacimiento, dios del Sol y la fertilidad adornando un árbol perenne en las fechas próximas a la Navidad. En Alemania, San Bonifacio se dice que cortó un árbol perenne con un hacha en señal de culto a Dios. A partir de entonces, en la religión cristiana es una de las costumbres más extendidas alrededor del mundo.

La corona de Adviento es otra de las grandes tradiciones cristianas, y uno de los principales elementos de decoración durante las fiestas. Su origen se remonta dos mil años atrás. Tradicionalmente, es conocida por lleva cuatro o cinco espelmas encima debido a que la mayoría de creyentes se dedicaban a la agricultura y a la ganadería. Para que el culto a la religión no interfiriera con sus actividades laborales se encendían espaldas. Es conocido tanto en la religión cristiana como en el norte de Europa, y es una tradición que ha perdurado hasta hoy en día. Su forma circular se entiende que es el paso de las estaciones, así como el nacimiento del invierno y la muerte del sol.  Otros de los elementos de ornamentación más conocidos, además del árbol y la corona, son todos los complementos que se sitúan en el árbol como las bolas, las luces o los lazos. También se utilizan mensajes de Navidad en forma de tarjeta, Papanoel y el belén, que significa una representación de la tradición navideña. Los sistemas de iluminación en las calles también se repiten cada año, dando otro aire nuevo a la ciudad, coincidiendo con la época más fría de toda la temporada después de superar la primavera, el verano y el otoño.

Beneficios de decorar por Navidad

Decorar la casa por Navidad, así como las calles de las ciudades, permite dar sentido a esta festividad aportando múltiples beneficios a quienes siguen esta larga tradición. Los más destacados son los siguientes:

  • Da a tu casa otra atmósfera. Romper la monotonía es uno de los objetivos de la Navidad. Decorar tu casa te permite conseguir otra vida, dejar atrás los posibles problemas y contratiempos que hayas sufrido durante el año y renovar tus energías y tu optimismo ante las fiestas navideñas que están por llegar.
  • Realza la tradición navideña. La Navidad es una larga tradición que une a las familias y deja alegría con tus seres más queridos. Decorar tu casa con adornos navideños también te permitirá lograr esta meta.
  • Crea grupo con tu familia. Las relaciones familiares suelen ser una auténtica montaña rusa a lo largo del año. Sin embargo, hay un dicho del refranero español que dice que todo el mundo vuelve a casa por Navidad.
  • Se puede quitar cuando pasen las fiestas. Una vez finalicen las fiestas, tu casa volverá a la normalidad. Los ornamentos usados durante este tiempo son perfectamente movibles para recuperar el aspecto habitual de tu casa.

Además, otro de los grandes beneficios de decorar tu casa por Navidad es que cada año se pueden reutilizar los elementos. Por tanto, los puedes guardar bien en el garaje o el trastero de tu casa, listo para volver a utilizarse al año siguiente. Así, evitas tener que pasarte una mañana de tu tiempo libre o una tarde en las tiendas de decoración comprando cada año nuevas ornamentaciones. Ahorrarás dinero, tiempo y estarás más relajado preparando la llegada de estos días tan esperados.

Cómo decorar para Navidad

Una vez conocidos los principales elementos de decoración para Navidad, así como los beneficios que aporta a cada familia, vamos con lo más importante: cómo decorar nuestra casa para las fiestas navideñas. En la mayoría de casas, la decoración se acaba convirtiendo en un dolor de cabeza, especialmente si se ejerce de anfitrión durante los actos familiares. Además de decorar la casa para la ocasión, también se debe pensar en los temas protocolarios, la comida que se va a dar a los invitados, el peinado en el caso de las mujeres y la ropa que se va a utilizar. Por ello, te proponemos varias ideas sobre cómo decorar tu casa para Navidad en un tiempo récord.

Como el tiempo apremia, nos vamos a centrar en algunos complementos que se pueden hacer manualmente siempre partiendo de la base que tendrás un árbol de Navidad en tu casa, que puedes aprovechar de otros años, además de la guirnalda para colocar en las puertas. Durante el período navideño, es muy recomendable la utilización de cojines nórdicos. Son renos que se pueden hacer manualmente en tu casa, y si tienes hijos, seguro que les encantará ayudarte. Una vez realizados se colocan en los cojines dándole un toque siberiano a tu casa que podrás quitar cuando se acabe la Navidad. Otra de las claves de decoración en fiestas navideñas pasa por el alrededor del árbol. Puedes utilizar diferentes cajas que puedas tener en tu casa y añadirles lazitos de colores para dotar de vida a tu árbol. También puedes utilizar peluches de tus hijos, como conejos, para seguir decorando tu casa.

Otros, en cambio, buscan aportar más emotividad en estos días tan señalados. Por ello, una de las mejores opciones es apostar por decoraciones con mensajes como podrían ser las bolas del árbol de Navidad, o bien añadir en cartulinas los mensajes y atarlos al propio árbol. Al mismo tiempo, si quieres mandar un mensaje a alguien en especial también puedes ponerlo en un sobre antes de cualquier comida señalada. La corona de adviento es otro de los grandes atractivos navideños en cuanto a decoración. Es muy utilizado porque se puede utilizar en múltiples lugares de la casa. Uno de los más comunes son las puertas de los hogares, aunque también se colocan en paredes o en el propio árbol. La iluminación del árbol es recomendable apostar por un sistema que se pueda programar. Será más cómodo ya que se apagará por la mañana y se volverá a encender por la noche. Finalmente, otro sistema de luces exterior que tenga la misma función junto a un papanoel que vaya descendiendo en la fachada de las casas servirá para completar múltiples opciones económicas y cómodas acerca de cómo decorar la casa por Navidad.

Con todo, el objetivo de saber decorar tu casa en Navidad no es otro que ofrecer un ambiente acogedor a todos tus familiares y seres queridos para pasar las mejores fiestas posibles. Solo ocurre una vez cada año, por lo que es recomendable invertir tiempo y dinero si es la primera vez que lo haces, y a partir de aquí, tomar la misma rutina cada año. Lo importante es estar juntos, no contar con la mejor decoración navideña de todo el vecindario. Ahorrarás tiempo y dinero, y ganarás en alegría, felicidad y espíritu navideño durante las fiestas.

¿Te ha gustado?