La decoración del hogar dice mucho del propietario de la casa. Define sus sentimientos y su forma de ser. A algunos no les importa la forma en que se decora una casa. En cambio, otros le dan muchísima importancia ya que si no está ordenada, arreglada y decorada a su gusto no viven cómodamente. Especialmente cuando vienen invitados o familiares, por miedo a lo que se pueda pensar. Uno de los mejores sitios para comprar accesorios para decorar tu casa es Ikea en Internet.

Principales elementos para decorar la casa

Mientras decidimos los adjetivos que queremos proyectar a la hora de decorar nuestra casa, relacionados con la forma de ser, también debes conocer los principales elementos que debes tener en cuenta cuando planificas la decoración del hogar y su posible distribución. Inicialmente, muchos optan por empezar pensando dónde situar aquellos marcos, cuadros o fotografías que le traen recuerdos nostálgicos para ellos. La idea es llenar las paredes con algo y no dejarlas vacío ya que no transmite buenas sensaciones. La única regla es que la decoración de las paredes debe estar conectada con el resto de la decoración de la casa. Otra de las grandes opciones para decorar paredes, que se ha puesto de moda en los últimos años, son los viniles, papeles pintados y murales. Cumplen la misma función que los anteriores pero, además, cuentan con una enorme simplicidad para poner y sacar en función del momento del año en el que nos encontremos.

Una vez decoradas las mesas, es la hora de pensar en las mesas de nuestro hogar. Los elementos de la naturaleza, a base de flores, plantas, jarrones o centros de mesa son nuestra primera gran opción. Sin embargo, y especialmente aquellas personas que quieran aportar un punto de vista místico, también pueden optar por velas, fragancias aromáticas o mikados. Los sofás, las camas y las sillas son nuestra siguiente opción en el orden de prioridades. Los textiles cuentan con una enorme carga decorativa y, por ello, edredones, mantas o sábanas deben seguir su curso. Además, las cortinas también se usan para separar ambientes o bien para tapar las ventanas y dar privacidad a nuestra casa. Además de Ikea, también podemos registrarnos y usar Wallapop si no contamos con suficiente presupuesto.

Una vez cumplido con nuestras prioridades principales, existen otros recursos que pueden servir para dar el toque final a nuestra casa a nivel decorativo. Los relojes son el elemento central. Además de permitir dar puntualidad y saber la hora a los habitantes, los diferentes tipos de reloj también proyectan adjetivos calificativos acerca de las personas que viven en la casa. Los espejos son otra de las opciones más utilizadas. Aportan mayor luz a la habitación gracias a sus reflejos. Sin embargo, también pueden venir acompañados de marcos de madera o forjas de plástico para darle otro toque diferente. Finalmente, otros complementos que también puedes añadir a la decoración de tu hogar son los destinados a guardar objetos. Las cajas o cestas pueden ser muy útiles para guardar ropa u otros objetos cotidianos, además de servir para añadir decoración a la casa. Los sujetalibros también se llevan la palma. La lectura es uno de los hobbies favoritos de muchos para realizar en casa. Este objeto te permite mantenerlos a la vista de todos, proyectando cultura en tu forma de ser.

Beneficios de decorar la casa

Con todo, decorar la casa puede tener una importancia vital para muchísimas personas aportando numerosos beneficios para todos aquellos que gastan tiempo, recursos y dinero en llevarlo a cabo. Los más destacados son los siguientes:

  • Proyecta una forma de ser. Decorar una casa no se hace por casualidad. La mayoría busca proyectar una forma de ser. Los colores de las paredes, la forma en que se organizan los muebles. Toda acción en la decoración de un hogar tiene un significado determinado.
  • Da tranquilidad. La casa está a gusto del consumidor y eso permite vivir con mayor calma, paz y tranquilidad.
  • Eleva la autoestima y la felicidad. Decorar la casa puede provocar estrés debido al gasto económico y la posibilidad de no encontrar el tiempo, en caso de llevar una vida muy ajetreada. Sin embargo, una vez se ha llevado a cabo, el sentimiento de autorrealización y felicidad compensa todo el trabajo realizado en los últimos meses.
  • Permite crear vínculos sociales. Decorar casas es un hobbie compartido por mucha gente y donde se puede establecer relaciones sociales con personas con los mismos intereses que nosotros y ganar amistades para el futuro.

Los sentimientos personales que se consiguen al decorar la casa permitirá mejorar la calidad de vida de todos aquellos que inviertan tiempo en conseguir este objetivo. En cambio, no decorar el hogar puede provocar un sentimiento de tristeza en el hogar.

Cómo decorar la casa

A la hora de decorar la casa existen múltiples estilos predeterminados que permiten proyectar tu personalidad de forma detallada. Solo hace falta respetarlo al dedillo empezando por la tonalidad de las paredes hasta el diseño de las puertas y la manera de colocar los muebles en las habitaciones. Sin embargo, si quieres ir un paso más allá y mostrar una personalidad única, no hay mejor manera que intentar realizar un estilo personalizado mezclando diferentes tendencias para diferenciarte del resto y conseguir que los visitantes que pasan por tu casa te puedan recordar. Hacer lo que hace todo el mundo pasa desapercibido. Por ello, te proponemos diferentes estilos que se llevan hoy en día para que tú mismo decidas: mantenerlo o incluso animarte a mezclarlos buscando tu forma personal.

El estilo escandinavo es especialmente utilizado en el norte de Europa, zonas con poca luz solar, como Noruega, Suecia o Dinamarca. El objetivo es intentar sacar el máximo provecho a los rayos del sol y, por ello, ventanas de enormes dimensiones junto con los muros cristalinos tienen una importancia capital. Las personas que optan por esta tendencia se definen como funcionales, sencillas y cómodas y, en algunos casos, también pueden ser calificados como alegres. Las formas suelen ser de enorme simplicidad y geométricas irradiando una gran cantidad de paz. Los colores más utilizados son el blanco, el color gris y los colores tipo pastel. Sin embargo, otros destellos como el naranja, el azul o el rojo vibrante. La mayoría de materiales utilizados también dan sensación de ser acogedores con tonalidades claras como el abeto o el pino, intentando crear ambientes con mucha luz. Con este estilo se intenta proyectar una idea para decorar la casa pasa por romper con ambientes estridentes o sobrecargados. Ser sustentable es muy importante y, por ello, no puede faltar ventanas funcionales y los tragaluces, junto con un uso apropiado de los materiales y el correcto aprovechamiento de todos los espacios posibles.

En la misma línea, nació el estilo industrial a mediados de de la década de los 50 en Nueva York. Los precursores fueron jóvenes que decidieron alquilar viejos almacenes con el objetivo de adecuar su decoración para utilizarlos como vivienda. Este estilo tiene el objetivo de aumentar el valor del habitáculo mostrando sus instalaciones, espacios y materiales completamente de forma desnuda. Es un estilo completamente funcional como el anterior con grandes ventanales que intentan sacar el máximo provecho de la luz solar. Cada una de las habitaciones están distribuidas de una misma forma. La ornamentación y los muebles pasan a ser un extra de un edificio que se muestra desnudo. Con colores crudos, y buscando la desnudez mencionada anteriormente, las tuberías, las cañerías del aire, las vigas o el acero oxidado están completamente al descubierto mostrando un estilo al natural y al descubierto.

Del norte al sur de Europa para encontrarnos con el estilo mediterráneo. Cuando hablamos del mar Mediterráneo nos viene a la cabeza el sol y la playa. Precisamente, esta tendencia es lo que intenta buscar a la hora de decorar tu casa. Sus tonalidades neutras como el beige, el crema blanco junto con los marrones claros permiten resaltar destellos del color azul marino o bien el agua. Todos los materiales utilizados suelen ser completamente naturales con telas de algodón o madera rústica. En este sentido, para seguir reflejando todo lo relacionado con el Mediterráneo, utilizar la vegetación tiene una clara importancia. La decoración se combina con vegetación de la región, aunque si quieres integrar este estilo sin estar en el Mediterráneo, utilizar plantas endémicas de tu zona también está permitido. El objetivo no es otro que aportar de frescura a tu hogar. La mezcla de materiales junto a elementos artesanales es completamente básico para poder contar con el estilo mediterráneo.

Todos conocemos la famosa frase de Ludwig Mies van der Rohe de «menos es más». Precisamente, en esta frase encontramos el principio que se aplica en el estilo minimalista. Esta tendencia tiene como objetivo exaltar cada pequeño detalle de la decoración. Todo es importante conformando un ambiente ideal con el resto, creando una unidad neutral con el espacio, otro de los aspectos clave. A diferencia del resto de estilos, aquí dominarán tanto el negro como el blanco, mientras que la calidad junto con la presencia de cada uno de los materiales tenderá a ser de forma fina, evitando la posibilidad que se pueda recargar la ornamentación. Algunos elementos como el cemento pulido o superficies lustrosas como por ejemplo la melanina, la madera pulida o el vidrio no pueden faltar bajo ninguna circunstancia. Las formas geométricas siguen estructuras simples, sin ser demasiado rebuscadas, mientras que las estructuras de construcción son el único elemento decorativo de la casa posible en este estilo. Con todo, el aprovechamiento del espacio es lo más importante junto a un orden muy riguroso para poder presumir de un interior realmente minimalista. Proyecta una forma de ser muy práctica, ordenada fuera de cualquier tipo de caos o exceso.

Para cerrar las primeras tendencias, también te presentamos el estilo campirano. Es ideal para aquellas personas que quieran reflejar principalmente la calidez de su morada a todos los invitados que puedan venir a su casa. El secreto está en la perfecta combinación a partir de maderas, baldosas y bordados junto con mucha vegetación. Se utilizan muebles de tipo rústico junto a macetas de barro. Para ilustrar la importancia de los invitados en este tipo de hogares, la cocina es la habitación de mayor importancia de toda la casa. Así, se recomienda el uso de azulejos para maximizar aun la belleza de esta habitación. La ornamentación, junto a los colores cálidos, y el toque final de la abuelita con una chimenea o diferentes tipos de bordados sirven para completar una tendencia que se presume como ideal para los que quieran mostrar una postura abierta y hospitalaria.

Presentados los cinco principales estilos a nivel mundial para decorar tu casa, es tu decisión decidir si te decantas alguno de ellos porque consideras que tu forma de ser se decanta claramente por alguno de estos, o bien optas por maximizar tu marca personal mezclando diferentes tendencias para diferenciarte del resto y reflejar que tu personalidad se interpone con diferentes alternativas. A bueno seguro, que pasarás tus vacaciones en casa.

¿Te ha gustado?