Todos hemos tenido, tenemos o conocemos a alguien que tenga baños pequeños. Muchas veces se piensa que porque un cuarto, estancia o baño sea pequeño, no se puede decorar. Pero esto es un error muy común. Solo porque tengas menos espacio para poner objetos decorativos, no quiere decir que no se pueda decorar. Nosotros siempre hemos pensado que menos es más. Por eso, en este artículo, vamos a dar varias ideas de cómo decorar baños pequeños. Para que tengáis un baño agradable, bonito y moderno, aunque no quepan muchas cosas.

Antes de empezar a decorar baños pequeños

Antes de empezar a decorar baños pequeños debemos saber algunas cosas. Por ejemplo, se pueden hacer algunas reformas en el baño para perfeccionarlo y conseguir una distribución mejor del espacio. Pero, obviamente, estas reformas no se pueden hacer cada año o cada poco tiempo. Por eso, si estáis pensando en hacer una pequeña reforma en vuestro baño, es mejor que os lo penséis bien. Pedid consejo a los arquitectos o albañiles que os vayan a hacer la reforma para conseguir un resultado flexible. Es decir, que si en un año os cansáis de cómo está decorado el baño, podáis hacer pequeños cambios y que siga quedando bien. Otro punto a tener en cuenta son los materiales. Tanto de construcción como de los objetos decorativos. Pero sobretodo en los materiales de la construcción. Es mejor si invertís un poco de dinero en utilizar materiales resistentes y de buena calidad. Aunque al principio os parezca un poco más caro, a la larga no os arrepentiréis.

Nos ponemos manos a la obra con la decoración de baños pequeños

¿Ducha o bañera?

Esta es la primera duda que siempre nos asalta cuando pensamos en un baño. ¿Qué será mejor? Pues la respuesta es fácil, a cada persona le viene bien una u otra cosa. Pero como estamos pensando en decorar baños pequeños, la mejor opción suele ser instalar un plato de ducha.

Por lo general, las bañeras suelen ocupar demasiado espacio. Además, aunque seas de esas personas que no pueden vivir sin una bañera en su baño, hay que pensar las cosas de forma realista. Si pones una bañera en un cuarto de baño pequeño, piensa que no podrá ser una bañera muy grande. Casi que tendrás que poner una media bañera. Entonces es hora de pensar si te conviene o no este cambio.

Nosotros optamos por la ducha de obra. En los baños pequeños casi siempre existe una sola ventana por la que entra la luz. Para aprovechar bien esta luz, es mejor si la mampara de la ducha es traslúcida, esto es, que deja pasar la luz. De esta forma, tu baño estará mejor iluminado y aprovecharás más la luz natural.

¿Qué lavabo pongo en mi aseo?

Otro de los aspectos más importantes y que más influyen en la distribución de espacios de un baño es el lavabo. Como uno de los objetivos que estamos buscando es crear espacio en nuestro baños, sobretodo para almacenaje, deberemos buscar un lavabo acorde con nuestras necesidades. Hoy en día podemos encontrar lavabos bonitos de todos los tamaños posibles. Por eso, apuesta por un lavabo que tenga un armario debajo donde puedas guardar todas las cosas que necesitas. Y, para que nuestro cuarto de baño se vea lleno de luz y espacioso, nosotros apostamos por colores neutrales y luminosos. Como el blanco. Tener un lavabo blanco, junto a otros elementos del baños de color blanco, hará que la estancia parezca mucho más grande de lo que es en realidad.

Y, para que parezca más grande y siga guardando un equilibrio con el resto del baño, puedes probar a poner la encimera del lavabo de madera. Siempre resistente al agua y que la madera no tenga un color demasiado oscuro. De esta forma, nuestro baño seguirá siendo luminoso. Otro punto a tener en cuenta es que el armario que esté debajo del lavabo no sea demasiado ancho. De forma que no le quite mucho terreno al cuarto de baño.

Bidet ¿sí o no?

La verdad es que hay personas que no pueden vivir sin un bidet en el baño. Mientras que para otras no es un elemento tan imprescindible en su día a día. Por esto, si eres de las personas que necesitan un bidet, apuesta por uno pequeño que puedas poner al lado del inodoro. De esta forma, ganarás en espacio. Incluso puedes poner una mampara pequeña de cristal o de un material opaco para separar el bidet del lavabo o de la ducha. De esta forma, a parte de tener una separación entre los elementos, puedes obtener espacio para almacenaje. En la mampara puedes poner bolsillos colgantes para poner objetos pequeños. O bien, si la mampara es de un material más sólido o si la vas a construir, puedes hacer lo siguiente. Puedes hacer el muro con unos huecos estratégicos para poner objetos. De esta forma, tendrás tu bidet separado de los demás muebles y un muro donde poner toallas y otros objetos de baño.

Por otra parte, si eres de los que no les importa vivir sin bidet, nosotros te recomendamos olvidarte de él. Eliminando el bidet de los baños pequeños conseguiremos un valioso espacio. Este espacio lo podemos invertir en poner un pequeño mueble que sea más alto que ancho donde guardar nuestras cosas. Pero, si lo que estás buscando es un baño que dé la sensación de espacio, mejor si no pones un mueble. Podrás encontrar otros sistemas para guardar tus cosas.

Almacenaje en baños pequeños

Este es el apartado más importante, ya que es lo que busca la mayoría de la gente en un baño pequeño: lugares donde poner todas las toallas y demás objetos.

Nosotros seguimos una decoración moderna, donde los cajones y puertas son casi invisibles. Pero donde los muebles y consolas den mucho a la hora de guardar. Para empezar, podemos elegir el mueble del lavabo así, que parezca que no tiene cajones. Con esto conseguiremos dar una impresión de amplio espacio. Por ejemplo, podemos poner también un espejo que tenga un armario incluido. Dentro de él podemos poner la pasta de dientes, los cepillos… Esos objetos cotidianos que necesitamos utilizar a diario. De esta forma, siempre serán invisibles a la vista cuando entres en tu baño, pero los tendrás siempre a mano. En cambio, si prefieres no tener un espejo con armario te damos otra idea. Puedes poner unos bonitos soportes en la pared donde meter todas esas cosas cotidianas. Podemos incorporar un taburete que tenga espacio de almacenaje dentro. Así, no solo tendremos un pequeño lugar donde sentarnos y que dé armonía a tu baño, sino que tendrás otro espacio donde guardar cosas.

También podemos poner un toallero vertical que vaya directamente en la pared. Así lograremos tener las toallas a mano cuando salgamos de la ducha sin tener esos incómodos toalleros que ocupan mucho espacio en el suelo. De la misma forma, podemos poner unos encantadores colgadores con bolsillos en la puerta donde meter objetos casi de forma invisible.

Como toque final, os recomendamos poner una pequeña planta de hojas verdes para darle un aire fresco al baño. Además, si el macetero es totalmente blanco quedará totalmente en equilibrio con la estancia.

Esperamos que este artículo os haya ayudado e inspirado a decorar baños pequeños de forma totalmente nueva.

¿Te ha gustado?