Cómo comprar una casa

¿Decidiste comprar una casa? ¡Pues te estás embarcando en una de las aventuras más maravillosas de la vida! Pero debes tener presente algunas cosas, antes de que cumplir tu sueño, se convierta en una verdadera pesadilla.

Es posible que hayas visto una casa y te guste, que esta esté a muy buen precio y hayas decidido comprarla. Pero también puede suceder que necesitas adquirir una vivienda y no tienes la menor idea de los precios, de las condiciones de pago, de los créditos y de todos los trámites administrativos que vas a tener que llevar a cabo para tu compra.

Sin olvidar que son importantes también otros detalles, como por ejemplo, el lugar en el cual deseas adquirir la casa, o si necesitará reformas y claro está, la distribución del espacio, la cantidad de habitaciones,o si deseas una casa grande y con jardín o un apartamento muy pequeño donde puedas ordenar todo tú mismo en 20 minutos.

¿Que necesitas para comprar una casa?

comprar-casa

  • Toda la información relativa a la casa que quieres comprar.
  • Toda la información relativa a qué necesitas tener en tu casa nueva.
  • Necesitas crédito.
  • Asesoramiento de expertos.
  • Un poco de suerte para encontrar la casa de tus sueños, en perfectas condiciones y a buen precio.

Instrucciones para comprar una casa

comprar-casa3

Tu casa será tu refugio, el reflejo de tu personalidad y posiblemente allí pases muchos años o el resto de tu vida, por lo que decidir qué casa deseas comprar puede convertirse en toda una odisea. Y más si tienes familia que tenga que opinar y participar en la decisión de la compra. Así que a continuación te daremos algunas ideas prácticas para que comprar una casa sea más sencillo. Antes que nada plantéate estas cuestiones:

El lugar donde quieres tener tu casa, para esto es necesario que tomes en cuenta:

  1. ¿Qué tan cerca está de tu trabajo o escuela de los niños?
  2. Los precios de las casa en estos lugares.
  3. Si ¿necesitarás transporte público? y la accesibilidad
  4. Los centros comerciales cercanos, la farmacia, la panadería y la calidad de los servicios en general.
  5. Y algo que muchas veces olvidamos pero que pronto te darás cuenta de que te afecta y mucho, es la existencia de vías ferroviarias y estaciones de gasolina muy cercanas. Si hay trenes o gasolineras cerca, el valor de la vivienda baja, debido a que pueden representar un alto riesgo y, además, se trata de zonas con mucho ruido.
  6. El espacio que deseas, pues no es igual comprar un piso para ti o para una pareja sola, que adquirir una casa para una familia con hijos. Es aquí donde debes pensar en el lugar del que debes disponer: cantidad de habitaciones, baños, tamaño de la cocina, sala de juegos, oficina si trabajas en casa, lavadero, si quieres que tenga jardín, etc.
  7. El presupuesto con el que cuentas y si se adapta a la zona en la cual deseas vivir y de esta manera evitar problemas financieros.
  8. Si puedes acceder a una casa que haya adquirido el banco como liquidación de una hipoteca, podrás ahorrar un dinero.

Ahora veamos el dinero del cual puedes disponer para adquirir tu propiedad, pues para esto, debes disponer de entre el 20% y el 30% para dar el aporte de la famosa cuota inicial. Ya el resto se pagará en cuotas mensuales.

  1. Para esto revisarán su historial crediticio, si has pagado tus deudas a tiempo. Algunos países cuentan con planes de ahorro que te permitirán acceder a créditos hipotecarios. Utilízalos, pues siempre serán más económicos que acudir a prestamistas.
  2. Solicita a tu banco una copia de tu informe crediticio, así podrás ver tu historial financiero, lo cual te permitirá solventar.
  3. Si tu país atraviesa una crisis financiera, seguro has escuchado hablar de la recesión en el sistema inmobiliario. Esta es una oportunidad para que obtengas buenos descuentos al comprar tu casa, pues las instituciones financieras ofrecen ofertas muy competitivas de las que te puedes beneficiar para adquirir tu vivienda. A esto se une el hecho de los alquileres en alza, por lo que una vez que sacas tus cuentas, seguro verás que es más fácil pagar un crédito hipotecario que un alquiler. Es aquí donde debes utilizar tus habilidades de investigador y revisar las opciones de las entidades bancarias, ya que pueden ofrecer planes que te beneficien.
  4. Otro de los puntos a tener en cuenta, es si estás dispuesto a realizar remodelaciones o deseas una casa lista para mudarte. Recuerda que remodelar tu casa y decorarla puede acarrearte muchos gastos y tiempo extra, debido a que suelen aparecer filtraciones, conexiones eléctricas dañadas y zonas deterioradas.
  5. También puedes encontrar casas nuevas, que son vendidas en «obra negra». Estas viviendas te resultarán ideales para personalizarlas a tu gusto. Generalmente son pisos o casas en conjuntos residenciales, que cuentan con sistemas de vigilancia privada, y donde podrás disfrutar de áreas comunes para compartir, así que no necesitas hacerte cargo tu solo del jardín y tienen áreas verdes. En algunos casos también podrás disfrutar de gimnasios, además de centros comerciales y lugares de esparcimiento, sin duda son una gran opción.
  6. En el mundo moderno es casi obligatorio tomar como referencia los inmuebles que aparecen en Internet,y esto te dará información de los costos de la vivienda a la que aspiras comprar, del valor de la misma según la zona en la cual se encuentra y las posibilidades de adquirir una vivienda a estrenar o comprar una casa de segunda mano, e incluso casa antiguas.
  7. Ahora cuentas con una visión general de la casa que quieres y de los detalles en los cuales debes pensar para su compra, así como de los recursos con los que cuentas para ello. Llegó la hora de ponerte en contacto con los profesionales de las inmobiliarias ya puedes darle a grandes rasgos, el perfil de la vivienda que deberán encontrar para ti.
  8. El agente inmobiliario debe proveerte de información, ayudarte a tomar decisiones y mediar para que obtengas la mayor cantidad de beneficios que puedas lograr de esta compra, por lo que busca recomendaciones para encontrar al mejor agente inmobiliario y dale la mayor cantidad de información posible, pues él es el encargado de conseguir la casa de tus sueños.
  9. Contempla la posibilidad de contratar un abogado. Busca uno económico y de confianza, porque puede evitarte muchos dolores de cabeza a la hora de adquirir tu casa, bien sea porque haya una práctica exigida para realizar la compra, o porque adquirirás una casa con problemas de sucesiones e hipotecas. Conviene que un abogado revise tus trámites de compra para tener todas las garantías. También puede suceder que el vendedor tenga una mejor oferta o se arrepienta de vender, cuando ya los tramites van adelantados, por lo que tener un documento firmado, te será de gran ayuda.
  10. Cuando vayas a realizar la compra, recuerda agregar a los pagos anuales, el impuesto inmobiliario y los gastos del seguro anual, pues estos son gastos que deberás asumir y que si no los tomas en cuenta ahora, pueden hacer que tu economía se tambalee más adelante.
  11. Si quieres la casa sí o sí, recuerda que deberás ofertar un poco más de lo exigido en el precio de compra, porque puede haber más compradores interesados que se te pueden adelantar. Comunícalo a tu agente inmobiliario, para que haga la oferta lo más rápido posible.
  12. Finalmente, recuerda realizar las debidas inspecciones a la casa, pues de esta manera podrás asegurarte que no tiene problemas de plagas, deslizamientos de terreno, dificultades con tuberías o conexiones eléctricas.
  13. Pide una auditoria eléctrica de la casa, pues así podrás calcular cuánto pagarás de luz. Todos estos son gastos que saldrán de tu bolsillo y de lo que más tarde podrías arrepentirte.
  14. Realiza todos los trámites correspondientes al registro de la casa, este es el documento final que te acredita como dueño de la casa.

Consejos para comprar una casa

  • Este es un momento muy importante en tu vida, por lo que debes llenarte de paciencia, aprender sobre temas legales, de bienes raíces y administrativos.
  • Debes tener dinero ahorrado para afrontar cada uno de los gastos que representa el adquirir una vivienda.
  • Sé objetivo, ya que puedes enamorarte de una casa y luego darte cuenta de que no cuentas con el presupuesto o que se trata de una propiedad llena de problemas que te harán gastar mucho dinero. Recuerda el gasto que estás asumiendo y ten más para los imprevistos que surjan.
  • Nunca compres una casa si no tienes dinero para ello.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.