Cómo ahorrar dinero en la ducha

El agua es imprescindible para la vida y, aunque en ocasiones se piensa que es un recurso que nunca se agota, la realidad es que es limitado y que hay muchas zonas en las que existe escasez. Además, el malgastar agua tiene su incidencia en el aspecto económico, haciendo que se pierda mucho dinero por no hacer un uso apropiado de la ducha.

Si quieres saber cómo ahorrar dinero en la ducha debes adoptar una serie de hábitos que te hagan poder disfrutar de sus beneficios pero sin desperdiciar agua. Ahorrar agua en la ducha no te supondrá un gran inconveniente. Además estarás contribuyendo a tu economía y la mejora del medio ambiente.

El principal escollo a superar si quieres saber cómo ahorrar dinero en la ducha es el de dejar a un lado ese momento de máximo placer al estar durante un largo periodo de tiempo bajo el agua caliente. Esto seguramente te reconforta y relaja. Sin embargo, en muchas ocasiones se está más tiempo debajo de la ducha de lo que deberíamos, tanto por el medio ambiente como por nuestra economía.

Hay que tener en cuenta que el consumo de agua de la ducha constituye aproximadamente el 30% del total de gasto general del agua en un hogar. De hecho, se estima que una persona con cuatro miembros debe hacer frente al pago de unos 600 euros anuales por ducharse, lo que supone una cifra importante, en la gran mayoría de los casos por no hacer uso de la ducha de la manera apropiada. Además, también las emisiones de CO2 al aire son mayores por el gasto de energía que supone el calentamiento del agua.

De esta manera, como puedes comprobar, abusar de estar bajo la ducha es negativo tanto para ti y tu economía para el entorno. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, acostumbramos a estar unos 10 minutos de media bajo la ducha cada día, lo que supone un gasto de 200 litros de agua. Esto supone un 150% más de lo que recomienda la OMS.

Razones por las que ahorrar agua en la ducha

El ahorrar agua en la ducha tienen numerosas ventajas y por ello es más que recomendable hacerlo, empezando por el ahorro económico que ello supondrá, pagando menos factura de agua.

Además estarás ahorrando energía y combustible en los sistemas para calentar el agua, ya se trate de una caldera, un termo eléctrico o de gas. Estos suponen un gasto de energía que tendrás que afrontar y que se sumará al gasto de agua de la propia ducha.

Asimismo, ahorrando agua en la ducha estarás contribuyendo a la conservación del medio ambiente.

Instrucciones para ahorrar dinero en la ducha

Si quieres saber cómo ahorrar dinero en la ducha debes seguir los siguientes consejos:

  1. En primer lugar debes darte una ducha corta. Acortar el tiempo de la ducha puede suponer un gran ahorro de agua y dinero. De hecho, se estima que con tan solo reducir el tiempo de ducha en dos minutos se está ahorrando hasta 30 litros de agua.
  2. Cierra el grifo mientras te enjabonas. Habitualmente las personas dejan correr el agua mientras se están enjabonando, lo que hace que se pierdan litros de agua sin ninguna utilidad. Cierra el grifo, por tanto, mientras te enjabonas, y luego ábrelo para aclararte.
  3. Utiliza la temperatura adecuada. Si reduces la temperatura un poco podrás ahorrar tanto gas, como electricidad y dinero.
  4. No abras el caudal de agua al máximo. No es necesario que siempre que te duches abras el mando del caudal del agua al máximo. Ábrelo en base a tus necesidades del momento.
  5. Recoge el agua fría. Mientras esperas a que salga el agua caliente para la ducha, puedes aprovechar para colocar un cubo y recoger el agua fría que sale en primer lugar. Ese agua lo podrás aprovechar para regar las plantas o verterla sobre el inodoro.
  6. No te duches más de lo necesario: Hay personas que cada día se duchan dos o más veces al día, lo que hace que el consumo de agua se llegue a duplicar o triplicar. En muchas ocasiones puede que te sea suficiente con asearte sin estar bajo la ducha durante otros 10 minutos. Evita ducharte más de lo necesario si realmente estás interesado en  saber cómo ahorrar agua en la ducha.

Consejos para ahorrar dinero en la ducha

Debes tener en cuenta los siguientes consejos para ahorrar dinero y agua en la ducha, así como en el resto de actividades que puedas llevar a cabo en tu hogar:

  • Renueva grifos, cisternas y duchas. Los modelos más modernos cuentan con innovaciones que les hacen ser más eficientes y que permiten ahorrar importantes cantidades de agua.
  • Utiliza un rociador de ducha de bajo consumo. De esta manera podrás reducir el consumo de agua a la mitad e incluso, en algunos casos, más.
  • Usa cisternas de inodoro de 6 litros. Es aconsejable utilizar cisternas de 6 litros sin mecanismo de interrupción de descarga.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.