El uso frecuente de nuestros cuchillos en la cocina, va haciendo que sus filos se desgaten, habrá unos que duren afilados más que otros según su calidad, el uso que se les dé y el tipo de acero.

Los cuchillos son una herramienta básica en la cocina, por lo que es de mucha importancia que se encuentren bien afilados, tanto para lograr hacer los cortes necesarios, como para prevenir accidentes, puesto que un cuchillo sin filo necesita de más esfuerzo al momento de cortar.

Los cuchillos se dañarán o perderán su filo más rápidamente, cuando se corta sobre superficies duras, cuando son sometidos a temperaturas altas, cuando se meten en un lavaplatos automático, se estropean con la hoja de otro cuchillo, cuando se exponen mucho a la corrosión causada por algunos alimentos ácidos como el tomate y el limón o también al ejecutar una presión lateral de forma excesiva sobre sus hojas. Si quieres saber Cómo afilar un cuchillo continúa leyendo este artículo.

Seguro que también te interesará: Cómo Afilar un Cuchillo

La afilada de un cuchillo, básicamente consiste en ir desgastando el cuchillo, perfilarlo y luego pulir imperfecciones; existen piedras ideales para esto que suelen ser de cerámica o diamante, también se encuentran las chairas y los afiladores manuales y los eléctricos.

Para afilar cuchillos, desde casa, existen varios métodos los cuales pueden requerir de una menor o mayor destreza, mientras más se va practicando, más habilidad se va tomando; utilizar una técnica que sea correcta ayudará a que haya más filo y dure más en el tiempo.

¿Que necesitas para afilar un cuchillo?

  • Cuchillos
  • Piedra para afilar
  • Chaira
  • Afilador eléctrico
  • Afilador manual
  • Pocillo o taza de cerámica

Instrucciones para afilar un cuchillo

  1. Toma tu cuchillo y observa bien sus hojas, en caso de encontrar fisuras profundas es posible que necesites asistencia profesional.
  2. Si vas a afilar el cuchillo con una chaira, la cual se recomienda que sea magnetizada ya que te ayudará a alinear el borde de la hoja de tu cuchillo, el cual debe estar en un ángulo de 15 a 20 grados, pon tu chaira y atraviesa tu cuchillo en un ángulo de 90 grados, inclínalo hacia el lado hasta la mitad para lograr 45 grados e inclina de nuevo a la mitad y así es como obtendrás tu aproximado de 20 grados; ahora estando en una posición cómoda, agarra la chaira siempre por detrás del mango y comienza a afilar desde la base de tu cuchillo y de la chaira para terminar en la punta de ambos, sostén de una manera firme y repite los movimientos de forma constante y similar a buen ritmo mientras escuchas el sonido metálico (debes deslizar tu cuchillo hasta la parte superior para que toda la hoja pase por la lima de la chaira, repitiendo con cada cara de la hoja de tu cuchillo).
    Cómo afilar un cuchillo
  3. Para afilar con piedra haz lo siguiente: ponla a remojar en agua por 10 minutos, antes de afilar debes asegurarte que la superficie quede estable para así evitar accidentes, para ello puedes poner una toalla húmeda y encima la piedra, así no se te moverá, ahora toma tu cuchillo y ponlo en un ángulo de 45 grados con respecto a tu piedra y levántalo 15 grados; para hacer un buen cálculo, debajo del cuchillo deberían caber dos monedas una sobre la otra; con tu mano derecha sostén el cuchillo y utiliza los tres dedos de tu mano izquierda para fijarlo (índice, anular y medio), debes empujar la parte que quieres afilar en ese momento. Toma tu cuchillo y deslízalo por toda la piedra en sentido contrario al que utilizarías para cortar, haz esto de manera constante, repitiendo un número de veces y luego haz lo mismo con el otro lado de tu cuchillo. Este proceso es recomendable hacerlo con una piedra de medio grano (# 1000) dividendo en tres partes, puedes hacer primero la base, luego el centro y por último la punta; para afilar la base hazlo con un poco de fuerza y empuja hacia adelante y luego de una forma más suave hacia atrás (hacia ti), manteniendo siempre los 15 grados y utilizando toda la piedra, hazlo aproximadamente 20 veces hasta que mires que la rebaba se levantó ( el filo), para chequear esto, ya que no es fácil observarla debido a su tamaño, pasa tu dedo suavemente por lado del borde, (ojo, nunca a lo largo de la forma que corta el cuchillo, debe ser a lo ancho), luego haz el mismo trabajo con el centro y luego con la punta y procede a hacer todo lo anterior con el otro lado de la hoja, en la cual necesitaras afilar menos; debes hacer el proceso en cada parte del cuchillo aproximadamente 10 veces; para un excelente afilado repite todo el mismo proceso con una piedra de un grano más fino (#3000).
    Cómo afilar un cuchillo
  4. Si vas afilar tu cuchillo con un afilador manual, es bastante fácil, lo único que debes hacer es pasar la hoja de tu cuchillo por las hendiduras que tiene el afilador, llevando el cuchillo hacia ti. Los afiladores suelen tener varias aberturas para lograr un mejor afilado, lo primero que debes hacer es pasar la hoja del cuchillo por el grano más grueso para así desgastarla, que recupere su ángulo y quitar las imperfecciones, y luego hazlo por la abertura más delgada para pulir y perfilar la hoja.
  5. Para mayor rapidez en este trabajo existen los afiladores eléctricos, son bastante rápidos y precisos, sólo debes poner la hoja sobre la hendidura y este mismo hará que se deslice.
    Cómo afilar un cuchillo
  6. Si no tienes ninguno de los materiales anteriores para afilar tus cuchillos, existe un truco, toma una taza o pocillo de cerámica, y ponla hacia abajo, toma tu cuchillo por el mango manteniendo el ángulo de 20 grados y lo deslizas varias veces sobre el canto de la taza de arriba a abajo.
    Cómo afilar un cuchillo
  7. Una vez finalizada la afilada debes lavar y limpiar tu cuchillo, debes evitar que queden residuos.

Consejos para afilar un cuchillo

  • Debes tener mucho cuidado al hacer este trabajo, recordemos que el cuchillo es un utensilio bastante cortante.
  • Si tienes la posibilidad de comprar cuchillos de cerámica, hazlo, ya que son excelentes y su filo durará bastante tiempo y aguantará más ajetreo, eso sí, el día que necesites afilarlo no podrá hacerse en piedra tradicional, debe ser de diamante (la cual sirve también para los cuchillos tradicionales).
  • Cuando veas que tu piedra se está secando mientras afilas, debes humedecerla.
  • Hay varios tipos de afiladores manuales en el mercado, puedes encontrar desde los más pequeños (de bolsillo), hasta grandes y pesados.
  • Cuando termines de afilar tu cuchillo en el afilador manual, limpia los restos con un pañito.
  • Antes de cada corte puedes pasar un poco tu cuchillo por una chaira debido a que ésta ayudará a quitar aquellas imperfecciones que hayan quedado del corte anterior, podemos decir que es un forma de mantenimiento diario para tu chuchillo.
  • Existen piedras que funcionan con electricidad, es importante tener mucho cuidado con éstas ya que pueden reconcomerse el acero.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 80,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.