Alfombras Vinílicas para Decoración – Lo que has de saber

Independizarse puede ser una experiencia muy especial e importante. Te da la oportunidad de vivir tu vida de la forma que mejor te parezca, de tomar tus propias decisiones y cometer errores sin que otros te juzguen.

No obstante, aunque estas son cosas importantes, también te permite disfrutar de los pequeños detalles de la vida. Por ejemplo, el de decorar tu casa de acuerdo a tus gustos. Si algo no te parece que queda bien en un lugar, puedes moverlo a otro. Si no te gusta un color, aplicas otro, etc.

En realidad, decorar puede ser una actividad muy liberadora y desestresante. Por ese motivo algunas personas se dedican a ello y no lo ven como un trabajo. Estos asesores les informan a sus clientes no solo sobre las nuevas tendencias en decoración, sino también la manera más económica de darle un nuevo aire a los espacios de tu casa.

Claro, no siempre podemos pagar los servicios de estas personas, pero que ese no sea un motivo para que te desanimes. En Internet podemos encontrar muchas ideas de cómo decorar nuestra casa. Lo mejor es que puedes hacerlo tú mismo, sin necesidad de gastar un euro en mano de obra.

Un accesorio de mucha ayuda son las alfombras. Al usarlas puedes cambiar el ambiente del espacio donde la pongas. En la actualidad han cobrado mucha importancia las alfombras vinílicas, ¿sabes cuáles son?

Estas alfombras son fabricadas a partir de PVC, fibra de vidrio o PET, el mismo material que se usa para las botellas de plástico reciclado. Por eso, su principal característica es que son plásticas.

Su estética es muy agradable, ya que puede adaptarse a cualquier estilo. De hecho, hay empresas que se dedican a personalizarlas. Pero, ¿qué más debes saber sobre estas alfombras? Lo veremos a continuación.

Instrucciones

Alfombras Vinílicas

Tal vez estés pensando que estas alfombras no son una novedad, y estás en lo cierto. Sin embargo, pocas personas se han podido dar cuenta del potencial que tienen y de las grandes ventajas que ofrecen. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Puesto que no recogen polvo, son 100% recomendadas para las personas que sufren de alergias.
  • Son ignifugas, lo que quiere decir que resisten a altas temperaturas. De manera que puedes usarlas también en exteriores. Además, puedes dejarla incluso durante el verano.
  • Durante su proceso de fabricación han sido tratas con productos que impiden que acumule y almacenes ácaros.
  • Su diseño es muy versátil, por eso puedes usarlas tanto en el interior de la casa como en el exterior.
  • Como son antihongos, puedes usarlas en el baño o la piscina. No los acumulará, aunque la persona se ponga sobre ella recién salida de la ducha.
  • Son ideales para las personas que tienen mascotas. A diferencia e las alfombras tradicionales, su pelaje no se queda pegado a ellas.
  • Son muy resistentes y, como no se rayan, no se desgastan con facilidad.
  • Su proceso de limpieza es muy sencillo. No tienes que llevarlas a la tintorería ni nada por el estilo. Bastará con lavarlas con agua y jabón.
  • Se pueden colocar sobre cualquier tipo de suelo y hay tantos tipos de alfombras que encajan perfectamente con cualquier tipo de decoración.
  • Si las miras de cerca te darás cuenta que se fijan por completo al suelo, por lo tanto, crea diseños preciosos al gusto de cada persona. Los hay desde los más clásicos hasta los más abstractos y originales.

¿Dónde usarlas?

Alfombras Vinílicas

Como son un objeto decorativo muy versátil, puedes usarlas en cualquier parte de la casa. Por ejemplo:

  • En el recibidor: dicen que la primera impresión es la que cuenta. Sorprende a tus visitantes con un recibidor de impacto para que entre en tu casa con buen pie.
  • En tu zona de trabajo: al usar una alfombra con estampado, estarás dándole un nuevo aire a tu lugar de trabajo. ¡Te sentirás más inspirado y motivado!
  • A la entrada de la habitación: como son una opción totalmente personalizable, puedes diseñar un panel a tu gusto para la entrada de tu habitación.
  • En el dormitorio de los niños: son perfectas para decorar el suelo y para que los niños jueguen sobre ellas, por ser hipoalergénicas y por no acumular hongos ni ácaros.
  • Para el pasillo: si colocas un diseño que simule un azulejo, contrastará con el resto del suelo de tu casa y se verá impresionante.
  • En el comedor: son ideales para delimitar el espacio y, como son muy fáciles de limpiar, no tienes que preocuparte que le caiga restos de comida o alguna bebida.
  • En tu espacio para la lectura: esto le dará un toque más cálido y mucho más apetecible.
  • En el exterior: las terrazas de la casa y otras zonas exteriores también necesitan decoración y las alfombras vinílicas son ideales para ello, ya que pueden estar a la intemperie porque resisten tanto al calor como a la lluvia.
  • En la cocina: haz de tu cocina un espacio tan personal como decidas.
  • En el salón: si usas una llamativa, le darás al espacio un aspecto diferente y divertido.
  • En el baño: por ser plásticas no correrás el riesgo de que se dañe o pierda su diseño. Además, recuerda que no acumula hongos. ¡Son geniales!

Que Necesitas

Alfombras Vinílicas

En realidad, puedes encontrarlas en todos los tamaños. Encontrarás un modelo u otro dependiendo del lugar de la casa donde la quieras poner. Por ejemplo:

  • Para laterales de la cama, miden aproximadamente 60 cm de ancho por 110 de largo.
  • Si la quieres para el recibidor, la ideal es de 80 cm x 150. Pero si el recibidor es más grande, podrías necesitar una de 120 cm x 170.
  • Para los pasillos, la medida es de 67 cm x 300 cm.
  • En el caso del comedor las medidas pueden variar. Tal vez las encuentres de 190 cm x 280 o de 200 x 290 cm.

Como poseen una gran cantidad de tamaños, es fácil encontrar la que estás buscando. Además, estas alfombras cuentan como una gran variedad de colores y patrones, los cuales están pensados para aportarle color y vida al hogar.

De hecho, si lo deseas, puedes usarlos como centro de mesa, ya que se adhiere muy bien a la superficie. De seguro, comer allí será un verdadero placer, no solo para el paladar, sino también para la vista porque podrás deleitarte con sus originales diseños.

Puesto que muchas empresas se dedican a hacerlas personalizadas, ellos mismos te pueden ofrecer el tamaño que necesitas. Si no lo tienen disponible, puedes hacer un pedido especial dando la medida exacta que buscas, y ¡listo!

Consejos

Alfombras Vinílicas

Este tipo de alfombras es capaz de agregar mucha vida y emoción al diseño de cualquier habitación. Además de eso, aporta calidez, embellece y define la decoración de cualquier espacio de tu casa.

Puedes usarlas para definir o separar zonas específicas de la casa. Por ejemplo, la zona del sofá, el pasillo, el área del comedor. Esta idea es muy práctica para quienes cuentan con espacios muy grandes y que necesitan más definición.

Al usarlas en nuestra decoración, debemos tomar en cuenta que se encarga de dividir el espacio en dos. A fin de crear una sensación de variedad es necesario que uses alfombras de tamaños diferentes. Ten en cuenta que, aunque son más comunes las de forma rectangular, también las puedes encontrar redondas.

Es importante que el estilo de la alfombra se complemente con el del espacio a decorar, a fin de que no se genere un efecto desagradable o discordante. Si usas muchos estilos de patrones en un mismo lugar, romperás por completo el sentido de armonía.

También las puedes usar como base del esquema de color del espacio. No obstante, si decides colocarlas después de los muebles, las puedes usar para acentuar el color predominante o para combinar los colores que tienes disponibles. Puesto que se convertirá en el punto focal de la habitación, juega un papel muy importante su color y forma. De esa manera lo harás el protagonista del espacio.

Como lo hemos mencionado anteriormente, las alfombras vinílicas no tienes por qué ser necesariamente rectangulares. Existen las que son hechas a medida, las redondas y hasta las que simulan la forma de la piel de animal. Para saber cuál usar, fíjate en cómo está dispuesto tu mobiliario. Así encontrarás la forma que mejor se complemente con la decoración de ese espacio.

Con relación al tamaño ideal, si dispones de un espacio pequeño y deseas que luzca más amplio, deja un perímetro de un metro alrededor de la alfombra. Ahora bien, si buscas una para colocarla debajo de la mesa del comedor, debe ser medio metro más grande que la mesa, para que las patas traseras de las sillas queden dentro de ella, incluso si las sacamos para sentarnos.

Si deseas más ideas, puedes valerte de un catálogo para inspirarte y crear espacios únicos y muy divertidos. Puedes encontrarlos en Internet, pero también en las tiendas de decoración que fabrican y venden este tipo de alfombras.

Una opción muy económicaalfombras

En ocasiones queremos romper el esquema de decoración que tenemos, pero contamos con un presupuesto muy bajo. ¡Que no se te vaya el loro! Las alfombras vinílicas son una opción económica. Además, bastará con usar una para alcanzar tu objetivo.

Si puedes escoger, elige las redondas, ya que dan mucho juego. Por ser más pequeñas, puedes usar varias para un mismo espacio y así conseguir un efecto visual genial

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.