Abrir un bote de pintura puede parecer algo muy sencillo de hacer, sin embargo, todo el que haya pintado alguna vez sabrá que esta tarea se podría complicar en algunos casos.

Aunque este artículo pueda parecer una obviedad o una explicación para niños pequeños, lo cierto es que cuando se ha terminado de pintar y se quiere volver a abrir el bote, se podrían producir algunos pequeños accidentes que hacen difícil el poder abrir el bote de pintura.

Al cerrar un bote de pintura incorrectamente es posible que se produzcan dos cosas. En primer lugar, si había restos de pintura en la tapa, es probable que se hayan quedado pegados, uniendo la tapa y el bote y dificultando el que se pueda sacar. También puede ser que la lata haya creado un efecto vacío con el aire que hay dentro de la misma, el cual está bloqueando la salida correcta de la tapa.

Esto es típico en botes usados que llevan tiempo sin abrir, los cuales se han mantenido así durante meses y que ahora por mucho que intentamos abrirlos no se abren. También puede ocurrir que el bote se abra muy de golpe, lo cual va a ser peor porque va a salpicar de pintura toda la zona debido a la gran diferencia de fuerza que hará al soltarse.

Esto es un problema, ya que se puede manchar de pintura nuestro suelo y nuestra ropa, algo que obviamente no queremos que ocurra. Por esta razón,eso de abrir un bote de pintura puede convertirse en un arte y en algo complicado de hacer correctamente si no se tienen nociones de ello.

Lo bueno es que hay un pequeño truco para que el bote abra correctamente, el cual consiste en el uso de un pequeño destornillador para hacer palanca y abrirlo. Vamos a ver con más detalle cómo hacer esto, para poder abrir el bote y no tener que preocuparnos nunca más de salpicar todo el suelo de pintura o de tener que hacer un montón de fuerza para abrir un simple bote.

¿Que necesitas para abrir un bote de pintura?

  • Un destornillador plano

Instrucciones para abrir un bote de pintura

  1. Meter un destornillador por la tapa:
    Lo primero que debemos hacer para abrir un bote de pintura es coger nuestro destornillador y meterlo por la tapa, concretamente por el borde. Ahora vamos a girar el destornillador en círculos, con el objetivo de arrancar los trozos secos de pintura que hayan podido quedar pegados. De esta manera,nos va a resultar más sencilla la realización de los pasos siguientes, no teniendo que hacer tanta fuerza para abrir el bote y haciéndolo de una manera rápida, sencilla y eficaz. Una vez hayamos quitado bien todos los restos, ya podemos comenzar con el proceso de apertura del bote enserio.
  2. Hacer palanca hacia arriba:
    Una vez tengamos el destornillador bien metido y toda la pintura esté completamente quitada, vamos a escoger una zona donde podamos meter el destornillador y hacer palanca. Vamos a hacerlo suavemente, ya que si lo hacemos muy fuerte vamos a salpicar el suelo de pintura y no vamos a conseguir nuestro objetivo. Vamos a ir presionando hacia arriba, hasta que haga como una especie de sonido de rotura del vacío, sonido muy similar al que hacen los botes de pepinillos al abrirse. Si se ha abierto, ya podemos tirar suavemente de la tapa y abrir el bote sin manchar nada. Si no se ha abierto, no te preocupes, ya que vamos con el paso 3 para seguir tratando de abrir el bote sin manchar y sin esfuerzo.
    Cómo abrir un bote de pintura
  3. Ir cambiando de sitio si no abre:
    En algunas ocasiones no vamos a conseguir abrirlo a la primera, ya que por la razón que sea, no estamos en el lugar correcto para hacer palanca. Lo que debemos hacer es ir cambiando de sitio para hacer palanca, apretando suavemente en cada sitio con el fin de que se vaya rompiendo el vacío poco a poco, sin forzar. Al final tarde o temprano la pintura hará el sonido del vacío característico y ya podremos quitar la tapa como en el paso anterior. Una vez hayamos hecho esto, ten cuidado con la tapa, ya que estará llena de pintura por la parte de abajo y podría salpicarnos, así que retírala con mucho cuidado y no te manches.
    Cómo abrir un bote de pintura
  4. A pintar:
    Ahora que ya tenemos la tapa quitada ya es hora de coger la brocha, el rodillo y ponernos a pintar lo que queramos pintar. Ahora ya es tu turno y no puedo hacer más por ti salvo una cosa, decirte que tengas cuidado al cerrar la tapa, ya que si cierras sin cuidado, va a volverte a pasar esto que te ha pasado ahora. La forma de evitarlo es poner la tapa sin restos de pintura y cerrada de forma recta, sin doblar la tapa ni intentar forzar demasiado su entrada, para así evitar males mayores y accidentes no deseados.
    Cómo abrir un bote de pintura
¿Te ha gustado?
15 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.