A pesar de que los tiempos van cambiando, y las modas van y vienen e imponen su estilo, creando tendencias incluso en la decoración de un dormitorio, así como en cualquier tipo de mueble. Existen muchos materiales en el mercado, pero la forja es uno de los que resiste al paso de los años, pues es un material especial, adaptándose a todo tipo de personas y gustos, creando diseños únicos. La forja siempre recuerda a tiempos pasados, por eso es usual encontrarlo en aquellas habitaciones que se quieran decorar con un halo romántico y vintage. Los cabeceros de forja nunca desilusionan, tienen el encanto de enamorar a mucha gente sin importar su edad, no por tener una edad adulta, significa que solo te pueda gustar este material. La forja se puede personalizar, ya que se puede pintar del color que se desee, para así hacerla más atractiva y original.

La forja cuenta con muchas ventajas, pues a diferencia de otros materiales, como por ejemplo la madera, no le afectan las altas temperaturas, o las humedades que pueda haber en la casa, dónde se van a colocar, lo que en otro tipo de material causaría putrefacción y deterioro, cosa que con él no pasa. Por eso quién compra un cabecero de forja sabe que le va a durar muchos años, y que va a hacer una buena inversión cuando decide comprarlo.

Los cabeceros de forja se pueden poner en habitaciones de niños pequeños, ya que sus formas, pueden generar, un espacio de cuento, donde el cabecero tenga un dibujo o forma especial, que al niño le guste, y haga que destaque sobre la cama. Pero también se puede colocar en las habitaciones de las personas más mayores, que le guste mantener la clasicidad de antaño, ya sea porque esa época le trae gratos recuerdos, o porque simplemente la forja es un material que combina a la perfección con el resto de muebles de la habitación.

Es importante que si el cabecero de forja, ya es llamativo en sí mismo, es decir, en su forma o diseño, se le otorgue el protagonismo en la habitación que merece, pues si se crea una habitación muy sobrecargada, con demasiados detalles, el cabecero, no llamaría la atención, y perdería su encanto.

En el caso de que el estilo que predomine en la habitación, sea el industrial, el cabecero de forja, combinaría a la perfección en tonos oscuros, o metalizados, como un bronce,marrón, cobre o un negro. Si el estilo es más clásico, el cabecero debería ser en tonos pastel, como un blanco, azul claro, rosa palo.

8 Tipos de cabeceros de forja:

  • Cabecero blanco floreado: Formado por dos barras laterales altas, remachadas con una flor de cinco hojas, ambas unidas con otra barra recta, y otra barra colocada a medio metro, en la parte baja, teniendo en medio un diseño de tallos con flores, que acaban en hojas de menor tamaño, todos ellos aparecer algo enredados, formando entre sí un dibujo característico, muy habitual en los cabeceros de forja. Se puede elegir en color blanco, negro y dorado.

  • Cabecero de forja geométrico:Este cabecero tiene forma de cuadrado, y tiene diferentes formas mas grandes o más pequeñas, todas ellas huecas, repartidas por todo el espacio y se entremezclan ente sí. Es un cabecero muy original, que apenas se ve, y por ello llama la atención a primera vista. Se suele colocar en dormitorios que tiene un toque moderno y arriesgado. Se puede encontrar en blanco, en azul marino, y en marrón.

 

  • Cabecero de forja y mariposas :Es un cabecero muy original, destaca por su color llamativo, es fino y plano, tiene dibujadas mariposas, de diferentes tipos, en la parte de arriba, haciendo como una especie de línea curva, debajo aparece otra fila con mariposas, pero de un tamaño menor. Los colores en los que se encuentra este cabecero, son blanco, rojo y naranja, y se suelen colocar en habitaciones de niños. Con estos cabeceros se busca dar un toque único a la habitación.

 

  • Cabecero de forja con líneas curvas :Dentro de los cabeceros que están de moda, se encuentra este tipo de forja, en tonos muy de moda como son el plateado, dorado ynegro. Está formado por dos barras laterales altas, que encierran una especie de enredadera de líneas curvas, que se cierran en sí mismas, pero que no llegan a crear círculo o formas ovaladas sin salida, todas recorren el espacio del cabecero, desde arriba hacia abajo, y por los lados.

  • Cabecero de forja de antaño :En las habitaciones con halo vintage, un cabecero como este, de formas simples, pero elegante, combinaría a la perfección. Está formado por dos barras laterales, de manera vertical, y dos horizontales, lo que crea una forma rectangular en el cabecero, y dentro, se puede apreciar un rectángulo hueco, debajo seis rectángulos creados con barras verticales. Todo el conjunto tiene un brillo característico, que lo hace particular.

  • Cabecero de forja con mandala.: Este tipo de cabecero, es para aquellas personas que practiquen técnicas de relajación, como puede ser pilates, meditación o yoga, y que sepan las propiedades que tiene concentrarse mientras se relajan observando un mandala. Este cabecero es bastante grande, tiene forma cuadrada, y tiene dibujado un mandala, con forma de rombos el la parte de fuera, y según se va adentrando, hay diferentes capas, cada una con distintos círculos, flores y figuras que son típicas en cualquier mandala que se precie. Todas estas figuras están caladas, en el centro se puede ver una especie de rosa con todos sus pétalos. El color del cabecero es blanco mate, sin embargo también se puede encontrar, en beige y en marrón.

  • Cabecero de forja día y noche: Es un cabecero inspirado en la noche, con figuras que lo evocan, como son la luna y las estrellas, además de lineas curvas que recuerdan las olas del mar,  una forma que imita la concha del caracol, y otra que simula al sol. Está formado por dos barras verticales que acaban en una estrella, y dos barras horizontales. En su interior, aparecen tres rectángulos, divididos en dos, colocados de forma vertical del mismo tamaño. Estos rectángulos, tienen en una de las mitades, los cinco dibujos calados y lo mismo en la otra mitad, alternando para que no coincidan. Se pueden encontrar en tres colores, negro, blanco y dorado y blanco y plateado. Se pueden colocar tanto en la habitación de chicos jóvenes como de mayores que sean aficionados a la astrología.

  • Cabecero de forja con notas musicales:Es un cabecero que hace un homenaje a la música, con figuras musicales , como son la clave de sol, con sus correspondientes notas y el pentagrama con sus cinco líneas. Está formado por seis barras colocadas de forma vertical, del mismo tamaño, exceptuando las dos de los lados, que son mas largas y acaban tapadas por una circunferencia opaca, esas barras tienen encima otra en sentido horizontal, que comienzan de izquierda a derecha, con la clave de sol, después la nota do, hasta llegar a la si, hay que resaltar que están huecas. Se pueden encontrar en tres colores, blanco, blanco y dorado y blanco y negro. Son cabeceros recomendados para los amantes de la música, incluso para los artistas ya consagrados.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.