Planchar puede resultar un verdadero aburrimiento y hasta una tarea titánica para muchas personas. Sin embargo se trata de una actividad sencilla que incluso bien hecha sirve para relajarse.

Pero, como todo en esta vida, tiene truco. Para planchar con velocidad y eficacia hay que saber hacerlo. En caso contrario lo más normal es que este trabajo te lleve más tiempo del esperado y ni siquiera obtengas unos resultados óptimos. Por suerte existen “atajos” y desde doncomos vamos a compartirlos contigo. En este artículo aprenderás 7 trucos para planchar. Trucos imprescindibles que te permitirán realizar esta labor con mucha más eficacia.

Estos dos artículos donde te explicamos cómo limpiar la plancha y cómo descalcificar una plancha también te serán de utilidad.

Si además quieres convertirte en un verdadero experto de la plancha y poder eliminar esta tarea rápidamente de tu rutina diaria, no dejes de leer el artículo Cómo planchar ropa. Aquí hemos seleccionado los pasos más importantes que tienes que seguir para que planchar ropa resulte muy sencillo.

¿Estos 7 trucos para planchar son difíciles?

No. En cuanto los leas te darás cuenta que muchos de ellos son de sentido común. Sin embargo son cosas en las que a lo mejor uno no cae por desconocimiento. Si no estás acostumbrado a realizar esta actividad es normal que no caigas en ellos. Entre estos trucos te vamos a dar una lección rápida y muy sencilla para planchar prendas delicadas, planchar pantalones, planchar camisas y planchar camisetas. Básicamente tu colada y tu plancha estarán compuestas en la mayor parte de estas prendas.

Esperamos que estos 7 trucos para planchar te sirvan de ayuda y te faciliten esta labor. Ya verás cómo, muy pronto, esta tarea del hogar llegará incluso a gustarte. Podrás aprovechar para despejar tu mente y relajarte. E incluso para oír música mientras lo haces o ver tu programa de televisión favorito.

Que Necesitas

  • Prestar atención a los siguientes trucos
  • Leer con calma estos consejos
  • Tener una plancha
  • Tener una tabla de planchar
  • Disponer de un paño para planchar las prendas delicadas

Instrucciones

  1. Consigue una buena plancha y una buena tabla de planchar. Parece una tontería, pero sin embargo este es uno de los mejores trucos que vamos a darte. Si quieres planchar con mucha más agilidad es importante que cuenten con las herramientas adecuadas. Lo mejor es que antes de dedicarte a comprar uno u otro producto pienses en tus necesidades. ¿Cuántos sois en casa? ¿Tenéis mucha plancha de forma habitual? ¿Vas a planchar muchas piezas grandes como las sábanas? ¿Eres alto o alta? Verás que estas preguntas no son aleatorias. El tamaño de tu tabla de planchar y la calidad de tu plancha están directamente relacionadas con ellas. Si tienes una gran cantidad de plancha y piezas más bien grandes, lo mejor es que compres una tabla de buena longitud y con un ancho generoso. Si además eres alt@ deberás de fijarte en que tenga suficiente altura para que planches cómodamente. Respecto a la plancha la mejor solución es hacerse con un buen centro de planchado. Este tipo de producto nos ahorrará gran cantidad de tiempo en comparación con la plancha tradicional. Si te decantas por un centro de planchado lo mejor es que te hagas con uno de buena calidad y precio intermedio. Puedes encontrar marcas que venden centros de planchado desde 60 € hasta más de 300 €. En un término medio de precio ya puedes encontrar grandes oportunidades. Puedes ver algunas de las ventajas de los centros de planchado en el apartado de consejos del artículo Cómo planchar ropa.
  2. Ten siempre cerca una telita de algodón para planchar las prendas delicadas. Para que las prendas delicadas duren el doble de tiempo es aconsejable no ponerlas en contacto directo con la plancha. Para ello se puede recurrir a una telita de algodón. Como la que usas para limpiar los cristales. Tendrás que posicionarle entre la plancha y la prenda para evitar que tu ropa delicada se estropee. Hazlo con la telita ligeramente humedecida para que te resulte más rápido planchar.
  3. Divide la ropa según sus materiales. Si te fijas no todas nuestras prendas están compuestas de los mismos materiales. Aunque lo normal es que la mayoría sean de polyester y algodón, también podremos encontrar otros tejidos. Desde la seda al rayón pasando por la lana. Y, claro está, la forma de planchar estos tejidos es diferente. No requieren de la misma cantidad de calor para obtener buenos resultados de plancha. De hecho si planchas una prenda de seda con mucho calor lo único que conseguirás es estropearla e incluso quemarla. Por este motivo tanto las planchas como los centros de planchado disponen de una ruedecilla donde se indica el nivel de calor y el tipo de ropa que se puede planchar según la temperatura. Si separas tu colada según el material mientras la plancha se calienta, luego tardarás mucho menos en esta tarea. Lo mejor es que comiences siempre por las prendas que requieren menos calor (que suelen ser las de tejidos más delicados) y continúen in crescendo.
  4. Alisa muy bien la prenda antes de comenzar a planchar. Este truco sin duda te ahorrará gran cantidad de tiempo. Si todas las prendas que planchas están bien estiradas sobre la tabla, tardarás mucho menos en quitar las arrugas. Por este motivo, sea cual sea la prenda que vayas a planchar, estírala y elimina todas las arrugas posibles con la mano. Así no se quedarán nuevas marcas al pasar la plancha que te obliguen a volver a planchar la pieza.
  5. Humedece un poco las prendas antes de iniciar el proceso de planchado. De esta manera te resultará más sencillo planchar. Normalmente las planchas incorporan un botón que pulveriza agua sobre la ropa. En el caso de los centros de planchado no es necesario que las humedezcas. La cantidad de vapor que generan es suficiente para que la prenda quede bien lisa.
  6. Para planchar ropa de hogar… Muchas personas no dedican tiempo a la ropa de hogar. De hecho hay quien ni siquiera la plancha. Sin embargo si se plancha es más fácil de almacenar y las toallas quedan mucho más esponjosas. Además, en el caso de las toallas si las humedeces con el calor de la plancha notarás si se ha quedado algo de olor a humedad. De este modo en vez de almacenarlas podrás retirarlas para que no dejen ese olor en el resto de las prendas. Si quieres conocer trucos para quitar olores a humedad no dejes de leer este artículo. Si quieres ganar tiempo, a la hora de planchar toallas puedes doblarlas a la mitad para que el proceso resulte más rápido.
  7. Para planchar camisas, pantalones y camisetas… te vamos a dar una lección rapidísima que te servirá para mejorar el planchado de estas prendas.
    1. Para planchar camisas. Yo siempre comienzo con las mangas de la camisa. Plancha desde los puños hacia arriba si se trata de una pieza de manga larga. Hazte con una tabla de planchar mangas y te resultará mucho más sencillo planchar esta parte de la ropa. A continuación sigue con el cuello, estirándolo hacia arriba. Plánchalo desde los lados hacia el centro. Y para finalizar acaba con el cuerpo de la camisa. Primero un lateral, después la espalda y por último el otro lateral.
    2. Para planchar pantalones, tendrás que insistir con la cintura y la zona de los bolsillos. Un buen truco para que los bolsillos queden perfectos es poner del revés el pantalón y plancharlos por dentro. Después puedes finalizar la pieza planchando por la cara interna (lo que evitará que salgan brillos) o dar la vuelta al pantalón y continuar su planchado por fuera. Tras acabar con la zona de la cintura se continúa con el espacio de las piernas y se acaba con los dobladillos. Si vas a planchar un pantalón de vestir es importante que lo hagas con la prenda al revés o con un paño. De esta manera evitarás los brillos.
    3. Para planchar camisetas, puedes planchar las dos caras de la prenda en una sola vez. Lo único que has de hacer es estirar bien la camiseta y evitar que queden arrugas antes de planchar. Plancha las mangas de abajo arriba y luego continúa con el cuerpo. Comienza a plancharlo desde los hombros hacia abajo. En este caso, evita planchar la zona del cuello si tiene pico o es más pronunciado por delante que por detrás. Cuando hayas acabado darás la vuelta a la camiseta para planchar la parte superior de la zona de la espalda. Mete la camiseta entre la plancha para separar la cara delantera de la trasera. Y ahora simplemente pasa la plancha por la zona de la etiqueta. Ya solo resta doblar la pieza con cuidado de no arrugarla para guardarla en el armario.

Consejos

Un último truco… para eliminar las arrugas persistentes

Muchas veces, cuando planchamos, hay ciertas arrugas que no somos capaces de eliminar. Por mucho que pasemos la plancha una y otra vez sobre la superficie parece que no están dispuestas a desaparecer de nuestra colada.

Por suerte hay un truco infalible para eliminar las arrugas persistentes en tu colada. Tan sencillo como utilizar papel albal y nuestra telita o paño para prendas delicadas. Coloca una pieza de papel albal sobre la colada y el paño. Humedece el paño con una gota de amoniaco y un poco de agua y ¡a planchar!

Cuando levantes el paño y el aluminio verás que esa arruga que no desaparecía ya no está.

¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 85,71% le ha gustado.