Ya sea por el uso frecuente, redecoración o por el paso de los años, es posible que en algún momento de nuestra estadía en una casa tengamos que cambiar un plato de ducha. Esto se debe a que tanto la humedad como el peso mismo de las personas que se duchan, contribuyen al desgaste de este plato.

A veces incluso es necesario realizar cambios en las tuberías de la ducha, o en el caso de que se rompa el drenaje, modificarlo o cambiarlo según las necesidades de la persona que reside en esa casa.

También es muy común que queramos cambiar una bañera por un plato de ducha, ya que éstos nos permiten tener duchas más cómodas sin gastar tanta agua, ideales para las personas con vidas laboriosas o que sólo buscan refrescarse.

El primer paso para tener una ducha en nuestra casa es contar con el plato y la coladera de ducha adecuados. A veces incluso es necesario renovar parte de la tubería de nuestro baño para conseguir un buen lugar donde ducharnos.

Son muchos los motivos por los que se vuelve dinámico utilizar los platos de ducha y, ya sea porque quieras ahorrar algunos euros o para no recurrir a fontaneros y albañiles, queremos enseñarte como cambiar un plato de ducha fácilmente.

¿Que necesitas para cambiar un plato de ducha?

  • Plato elástico
  • Sifón de drenaje
  • Tubos de drenaje
  • Sellador adhesivo
  • Cemento o mezcla de construcción
  • Sellado de PVC
  • Taladro
  • Tornillos

Instrucciones para cambiar un plato de ducha

  1. Hay que tener en claro que muchos platos de duchas que podemos encontrar en tiendas para el cuidado y mantenimiento del hogar, ya están preparados y prefabricados para que el usuario pueda instalarlos en su casa sin complicaciones según sus necesidades. Antes que nada lo más importante que debemos hacer, es buscar el plato de ducha que se adapte mejor al lugar donde lo vamos a instalar.Cómo cambiar un plato de ducha
  2. Lo siguiente que tenemos que hacer es preparar el lugar donde vamos a instalar el plato de ducha. Vamos a tener que preparar el hueco de instalación. Para esto posiblemente necesitarás remover los azulejos y parte del piso con el fin de crear el espacio necesario para instalar el tubo de drenaje y los demás aditamentos de esta instalación. Será necesario medir el lugar para que cuando compremos el plato de ducha éste embone bien.Cómo cambiar un plato de ducha
  3. Una vez que tenemos el lugar preparado para comenzar la instalación del plato de ducha, debemos medir los ángulos en los que colocaremos el tubo de drenaje y la forma en la que éstos embonan con el plato definitivo. Si es necesario, picaremos el suelo hasta crear un hueco donde instalaremos los tubos de drenaje y el sifón.Cómo cambiar un plato de ducha
  4. Realizaremos un hueco en el medio y colocaremos un tornillo guía. Este orificio nos servirá posteriormente para la instalación definitiva del sifón. Mediremos los huecos en donde se fijarán los tornillos del sifón y procederemos a atornillarlos. Procederemos con la colocación adecuada del tubo de drenaje, es posible que necesites utilizar sellador de PVC para colocarlo y evitar cualquier posibilidad de fuga en el futuro.Cómo cambiar un plato de ducha
  5. Mediremos el espacio que hay entre el sifón y las paredes. Procuraremos que exista 2% de caída entre el centro donde se encuentra situado en sifón y las paredes. Esto lo hacemos con el fin de que el agua se drene directamente en el centro donde se encuentra el sifón y no se acumule en otros lados de la ducha.Cómo cambiar un plato de ducha
  6. Procederemos a nivelar el sifón utilizando los tornillos de ajuste, de los cuales removeremos el sobrante una vez que hayamos ajustado el nivel adecuado. Después de esto, colocaremos las guías, las cuales deben estar aproximadamente 11mm por debajo del nivel de los azulejos, luego procederemos a rellenar con la mezcla y afinaremos con glaseado respetando el 2% de caída para el drenaje.Cómo cambiar un plato de ducha
  7. Transcurridas 24 horas del paso anterior, mediremos nuevamente el espacio existente entre los azulejos y el sifón y procederemos a colocar el adhesivo sellador el cual después distribuiremos uniformemente con una pala, haremos especial énfasis en el contorno del desagüe.Cómo cambiar un plato de ducha
  8. Procederemos a colocar el plato elástico procurando que éste embone uniformemente alrededor de sifón de desagüe, presionaremos y colocaremos la tapa protectora del sifón con el fin de crear presión y que esto ayude a un mejor sellamiento del plato elástico. Una vez colocado procederemos a sellar las uniones entre las paredes y el plato elástico, para lograr esto instalaremos cinta adhesiva respetando los lugares donde se colocará el sellador adhesivo.Cómo cambiar un plato de ducha
  9. Luego de esto ya podemos colocar los azulejos faltantes y los últimos aditamentos de él si son de desagüe como lo es el filtro de agua y la coladera o rejilla.Cómo cambiar un plato de ducha

Consejos para cambiar un plato de ducha

  • A pesar de lo mencionado anteriormente, existen otro tipo de platos de ducha cuya instalación puede ser mucho más sencilla, pregunta por ellos en la tienda o mecánica donde comprar los productos de tu hogar.
  • Te recomendamos utilizar tubos de drenaje elásticos, pues éstos no requieren de una adaptación tan laboriosa como los tubos no flexibles que a menudo deben ser recortados para embonar.
  • En el caso de las tuberías de cobre, es importante que éstas estén recubiertas, pues el cemento puede corroer los tubos.
¿Te ha gustado?